Prevalece ‘apagón’ hasta próximo año

204

Prevén que cierre continúe hasta que los demócratas lideren el Congreso.

Staff Reforma

WASHINGTON.- Los temores de que el cierre de Gobierno estadounidense se prolongara hasta 2019 se cumplieron. El Senado volvió a fracasar ayer en las negociaciones para reabrir el 25 por ciento de la Administración, cerrada desde el pasado sábado por la falta de acuerdo entre demócratas y republicanos para aprobar la financiación necesaria.

La batalla por la partida presupuestaria para construir el polémico muro con México tiene arrinconados a los legisladores, que no han dado muestras de ceder en sus respectivas posturas, de acuerdo con The New York Times.

“No hemos podido llegar a un acuerdo”, dijo Pat Roberts, senador republicano por Kansas, tras la sesión “pro forma” que duró menos de cuatro minutos. Se espera que el próximo encuentro entre los congresistas tenga lugar el 2 de enero, lo que prolongaría el “apagón”, como mínimo, hasta la próxima semana.

Donald Trump afirmó que el cierre parcial durará lo que haga falta, lo que implica que los 800 mil trabajadores federales afectados no saben cuándo retomarán sus funciones o recibirán la paga, informó El País.

Lo que planean los demócratas –que el 3 de enero asumen el control de la Cámara de Representantes– es aprobar la primera semana del año unos fondos provisionales para reabrir el Ejecutivo hasta el 8 de febrero.

“Votaremos rápidamente para reabrir el Gobierno y mostrar que los demócratas gobernarán de manera responsable en marcado contraste con esta caótica Casa Blanca”, señaló la representante demócrata Nancy Pelosi.

“El 3 de enero, los demócratas de la Cámara tendrán la oportunidad de mostrarle al pueblo estadounidense que podemos ser los adultos en la sala”, añadió Hakeem Jeffries, representante por Nueva York.

A partir de ese momento, se prevé que un avance en las negociaciones en las que Trump exige una partida de 5 mil 700 millones de dólares para el muro, mientras que los demócratas sostienen en que no aprobarán más de mil 300 millones. “El Presidente no quiere que el Gobierno permanezca cerrado, pero no firmará una propuesta que no priorice primero la seguridad de nuestro país”, informó la Casa Blanca.

Por su parte, el Mandatario volvió a llevar la falta de acuerdo a un terreno personal y, en uno de los ocho tuits dedicados a la seguridad fronteriza, sostuvo que el desafío va más allá del muro.

“Esto sólo se trata de que los demócratas no permiten que Donald Trump y los republicanos tengan una victoria. Pueden tener los 10 votos del Senado, pero nosotros tenemos el tema: seguridad de la frontera. ¡2020!”, escribió, aludiendo a la próxima carrera presidencial.