Invierten aguinaldo en comprar regalos

81

Los mexicanos destinan la mayor parte de su aguinaldo al consumo.

 
 
 
POR:  STTAF/LUCES DEL SIGLO

CHETUMAL, Q. ROO.- Los mexicanos somos malos ahorradores y nos gusta vivir al día. Durante el último año del mes, por lo regular antes del 20 de diciembre, las personas con un empleo formal reciben el aguinaldo, una prestación prevista en la ley laboral desde 1970 en México, de carácter obligatorio para los patrones y de recepción irrenunciable para los trabajadores, que debe equivaler a un mínimo de 15 días de salario, que a su vez corresponden a un año laborado.

 

De acuerdo con un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México, en 2013, de los mexicanos que recibieron aguinaldo, el 60 por ciento lo destinaron a la compra de alimentos, mientras que el restante lo ocupan para liquidar deudas y la adquisición de diferentes productos. Asimismo, detalla que cuatro de cada diez mexicanos compran sus regalos en el comercio informal.

 

Un sondeo realizado por Luces del Siglo entre la población trabajadora formal del municipio de Othón P. Blanco, dio cuenta que las personas gastan o invierten su aguinaldo en regalos propios de la temporada decembrina, misma que culmina el 6 de enero con la llegada de los Reyes Magos.

 

Julio Alemán, trabajador en Chetumal, dijo que parte de su aguinaldo lo destinó a su madre, quien vive en Veracruz; mientras que el resto lo invirtió en herramientas útiles para su trabajo.

 

Por su parte Juan José Rivera Aguilar expresa que todos los años destina su dinero para los mismos fines, y es gracias a una impecable administración que logra hacer rendir su aguinaldo: “Lo gasté en el impuesto del predial, regalitos para los nietos y mantener en orden ciertos detalles de la casa y el carro”, precisa.

 

Para el señor Julio Medina el aguinaldo llega para gastos cotidianos y regalos de la época, dinero al que más que verle una salida le da una inversión a largo plazo: “El 50 por ciento trato de invertirlo en cosas para mi casa, el 25 por ciento lo gastamos en la familia y el otro 25 por ciento para gastos y pagos de algunas cosas”, refiere.

 

El señor Luis López dijo que su dinero lo invierte en regalos para su familia: “Mi aguinaldo lo utilizo para cosas decembrinas, ropa, calzado, deudas y quizá uno que otro lujo”, y es hasta después de haber adquirido todos los presentes que se dispone a ahorrar con el sobrante.

 

La señora Margarita Rodríguez destaca que parte de su aguinaldo lo destinó a comprar los alimentos que preparó en las cenas de nochebuena y fin de año: “El resto lo ocupo para los primeros meses del año y pagar deudas”, señaló.

 

Y es que de acuerdo con especialistas de la UNAM, los mexicanos destinan la mayor parte de su aguinaldo al consumo, esencialmente de bienes y servicios vinculados con las fiestas decembrinas.

 

Por lo que al llegar el año nuevo el aguinaldo prácticamente se habrá acabado y para quienes destinaron la mayor parte en las fiestas decembrinas llegará la famosa cuesta de enero, y con ella las casas de empeño comenzarán a recibir joyas, aparatos electrónicos y electrodomésticos para poder sobrellevar las primeras semanas de 2019.