Autoriza Bolsonaro purga de ‘comunistas’

89

La sociedad brasileña decidió por mayoría decir ‘basta’ a unas ideas socialistas y comunistas.

Staff Reforma

BRASILIA.- Jair Bolsonaro agitó el fantasma de la limpieza ideológica. El Presidente brasileño autorizó ayer la destitución de funcionarios que defiendan ideales comunistas y, además, dio los primeros pasos en su promesa de reactivar la economía mediante privatizaciones con el anuncio de sacar a concesión varias infraestructuras de transporte.

El Ministro de la Presidencia, Onyx Lorenzoni, afirmó que la decisión de destituir a los funcionarios no alineados con las ideas de Bolsonaro es parte del compromiso que el ultraderechista adoptó durante su campaña electoral.

“No tiene sentido tener un Gobierno como el que tenemos ahora con personas que defiendan otras ideas u otra forma de organización de la sociedad”, declaró Lorenzoni, quien anunció la destitución de unos 300 funcionarios con contratos temporales.

Según el Ministro, en las elecciones de octubre, la sociedad dijo basta a las ideas socialistas y comunistas que en los últimos 30 años les llevaron al caos actual y, ahora, el nuevo Ejecutivo debe responder ahora al mandato de las urnas.

Además, apuntó que los criterios para decidir la situación de los funcionarios también serán técnicos y que se tomarán en cuenta a la hora de definir si los cargos serán cubiertos nuevamente o si quedarán extintos.

En la primera reunión del llamado Consejo de Gobierno también se decidió que cada ministerio hará un inventario de inmuebles de su propiedad, a fin de proceder a la venta de aquellos que no sean necesarios.

“Las primeras informaciones dicen que el Estado tiene cerca de 700 mil inmuebles (…) lo que causa gastos inmensos de mantenimiento”, señaló Lorenzoni.