NIDO DE VÍBORAS

102

PERO USTED no se achicopale y échele los kilos al ejercicio; nomás le recomendamos que no se lance así nomás como el Borras:

 
 
POR: ALBERTO CHUC/ LUCES DEL SIGLO

SI UNO de sus propósitos para 2019 es hacer más ejercicio y bajar la panza chelera, le tenemos malas noticias: cada vez hay menos gimnasios en Cancún, y aunque los bares también han disminuido en número, todavía superan a los primeros por más de dos a uno.

 

LAS CIFRAS de gimnasios contra bares, 184 contra 514 respectivamente, se refiere tan sólo a los registrados de manera formal ante la autoridad, por lo que seguramente no corresponden a los números reales, sobre todo en cuanto a expendios de alcohol.

 

AL RESPECTO se pueden hacer conjeturas y conclusiones de todo tipo, pero no deja de ser sintomático y preocupante que nuestra ciudad tenga entre sus características una marcada tendencia a fomentar el chupe y el levantamiento de tarro antes que la práctica del culto al cuerpo, ya no digamos para lucir el six pack en el abdomen sino para al menos no tener cintura de barril.

 

¿SERÁ QUE los gimnasios no son negocio? Porque a juzgar por la cantidad de gente que se la pasa haciendo ejercicio al aire libre y la proliferación de ropa deportiva, pareciera que hay suficiente clientela, pero algo sucede que cada vez hay menos.

 

QUE POR ganas de la autoridad no ha parado, nomás hay que recordar cómo Remby Estrada se la pasaba presumiendo los domos deportivos en zonas populares y hasta se remodeló el circuito del kilómetro cero.

 

PERO LA imagen no cambia y resulta poco estimulante, pues eso de tener dos bares por cada gimnasio dice mucho de nosotros como sociedad y nuestras prioridades personales; y si a la ecuación le añadimos las librerías, peor tantito, pues no llegamos ni al medio centenar en el municipio, eso sí, bien escondidas porque así de memoria como que 45 librerías se antojan muchas… uno pensaría que hay menos, la verdad.

(COMO DATO compensatorio hay que señalar que la cantidad de bares también ha disminuido, pero no por falta de parroquianos sino, seguramente, por causas ligadas a la delincuencia y la extorsión, otro tema que afecta no sólo a los dueños de ese tipo de negocios sino de casi cualquier tipo.)

 

PERO USTED no se achicopale y échele los kilos al ejercicio; nomás le recomendamos que no se lance así nomás como el Borras: programe sus sesiones para avanzar poco a poco para que el hábito pegue, que muchas veces por andar buscando el resultado inmediato se queman todos los cartuchos y al poco tiempo se queda sin energía ni motivación, sólo con su panza y su frustración.

TAL VEZ habría que hacer lo que acaban de implementar en Qatar, donde recién se autorizó un aumento en el precio del alcohol que lo hará prácticamente prohibitivo: 510 varitos es lo que cuesta un six pack de cerveza en el país árabe.

 

SE TRATA del resultado de un impuesto de 100 por ciento a lo que en ese país consideran “bienes dañinos para la salud” como la cerveza, los cigarros, las bebidas energéticas y la carne de puerco (estamos de acuerdo con los primeros, pero la carne de puerco… no saben lo que se pierden).