‘Vicentillo’ se inició en Cancún como narco

433

La presencia del Cártel de Sinaloa en el corredor Cancún-Playa del Carmen ha sido documentada por la Fiscalía General de Quintana Roo.

Alejandro Castro

CANCÚN, Q. ROO.- Vicente Zambada Niebla, primogénito del narcotraficante Ismael “Mayo” Zambada, se inició en el crimen organizado en el destino turístico más importante de México: Cancún. Así lo relató durante su comparecencia en el juicio contra Joaquín “Chapo” Guzmán en la Corte Federal del Distrito Oeste de Nueva York.

La presencia del Cártel de Sinaloa en el corredor Cancún-Playa del Carmen ha sido documentada por la Fiscalía General de Quintana Roo y la Procuraduría General de la República.

En su comparecencia por separado, el pasado 27 de diciembre Jesús “Rey” Zambada, hermano del “Mayo”, declaró en Nueva York que entregaba sobornos a Leticia Rodríguez Lara, una exagente de la Policía Federal que se convirtió en la líder del Cártel de Cancún.

Estos sobornos los pagó el “Mayo” desde 2005, cuando Félix González comenzó su gestión en Quintana Roo hasta 2016, al final de la administración de Roberto Borge. En 2016 fue detenido en la entidad Dilver Fidel Soto, presunto líder del Cártel de Sinaloa en el Sureste de México y uno de los 122 objetivos prioritarios del gobierno federal.

“Vicentillo”, como se le conoce, empezó en la venta de droga en la plaza controlada por su cuñado, Javier Díaz. De él aprendió cómo funcionaba el negocio, hasta que su pariente fue asesinado por los hermanos Arellano Félix.

“Me pegué tanto que empecé a inmiscuirme en el negocio”, explicó el hijo del “Mayo”, quien en 2001 ya era considerado un jefe más de la organización criminal. Zambada Niebla es uno de los testigos clave de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos y, a través de él, pretende probar que el “Chapo” ordenó asesinatos desde la cabeza de la organización criminal, como el del cardenal Jesús Posadas Ocampo, a quien Guzmán negó haber ejecutado.

“Vicentillo”, quien se convirtió en el jefe de logística del Cártel de Sinaloa en Estados Unidos, fue detenido en 2009 por autoridades mexicanas y trasladado a ese país en 2010. El pasado 9 de noviembre se declaró culpable por los cargos de tráfico y venta de drogas