Construir puentes

114

Durante los más de 10 años que se dedicó a dirigir museos públicos Patricia Urzúa se dio cuenta de las deficiencias de los espacios en equipamiento e infraestructura.

 
 
POR: REBECA PÉREZ VEGA/AGENCIA REFORMA
GUADALAJARA, JAL.- Patricia Urzúa es una de las pioneras de la gestión cultural en la Ciudad. Empezó su trayectoria en 1989, con la realización de exposiciones y proyectos artísticos de forma independiente y, desde entonces, ha recorrido un largo camino que la ha llevado a dirigir dependencias, museos y asociaciones civiles.
 
Desde que inició en este camino, Urzúa ha sido coordinadora del Consejo Internacional de Museos en Jalisco, también ha formado parte de la asociación Adopte una Obra de Arte, directora de Fomento y Difusión de la Secretaría de Cultura de Jalisco en la Administración 2001-2007, titular del Museo de la Ciudad de 2007 al 2012 y directora del Museo de Arte Raúl Anguiano (Mura) de 2012 a septiembre de 2018.
 
Cuando empezaba en el camino de la gestión y la promoción cultural no había licenciaturas ni maestrías especializadas, pero siempre buscó perfeccionar sus conocimientos académicos a través de diplomados y seminarios.
 
“Estos años que estuve en museos en Guadalajara fueron un gran aprendizaje, de ahí pude experimentar, hacer ejercicios de promoción, de gestión que me sirvieron muchísimo, tuve algunos conocimientos de gestión cultural, pero la teoría siempre fue muy distinta a la práctica”, describe.
 
Una de las premisas de trabajo de Urzúa ha sido tender puentes con la comunidad. Abrir las puertas, acudir a los barrios y a las calles para vincular a la gente a través de la cultura.
 
“Para mí ha sido esencial la comunidad, hacer que los vecinos, que la gente ajena a los espacios se reúna en torno a los museos. En el Museo de Arte Raúl Anguiano logramos desarrollar Mura en el Fresno, porque sentíamos una necesidad de salir, de estar puertas afuera, de vincularnos con los demás”, relata.
 
Durante los más de 10 años que se dedicó a dirigir museos públicos Urzúa se dio cuenta de las deficiencias de los espacios en equipamiento e infraestructura. Expresa que lo que se necesita no es construir más recintos dedicados a la cultura, sino mantenerlos en pie y con una dinámica de actividades permanentes.
 
“Hay carencias en los espacios en los museos, se han descuidado por falta de recursos, hay una carencia muy grande, por supuesto que el contenido es muy importante, hay que proponer exposiciones maravillosas, pero antes de eso hay que mantener la infraestructura.
 
“No se trata de hacer más museos, más casas de cultura, sino de cuidarlas, de mantenerlas, debe ser una prioridad”, considera.
 
Desde octubre, Patricia Urzúa es directora del Centro Cultural Juan Beckmann Gallardo, impulsado por la Fundación Cuervo. Este espacio, en el Municipio de Tequila, requirió una inversión de más de 200 millones de pesos y cuenta con seis mil 800 metros de área de exposición.
 
Actualmente tiene exposiciones como “Grandes Maestros del Arte Popular Mexicano”, de la Colección Fomento Cultural Banamex y “Charrería, la Esencia de la Tierra”, con piezas de la Colección Juan Beckmann Vidal y del Museo Nacional de Historia del Castillo de Chapultepec.
 
También se exhibe una colección de máscaras prehispánicas de Alexander Von Wuthenau, así como varias pinturas de gran formato de Manuel Felguérez y esculturas de José Luis Cuevas.
 
Para Urzúa es fundamental establecer actividades lúdicas y pedagógicas en torno a las exposiciones, pero también hacer que los vecinos del recinto en Tequila se acerquen al espacio.