¡Hogwarts, sin baños!

A fines del año pasado se estrenó en cartelera “Animales Fantásticos: los crímenes de Grindelwald”.

 
 
POR: GABRIELA TORRES ORTEGA
CANCÚN, Q. ROO.- Ella es una de las escritoras más emblemáticas de las últimas décadas. ‘Encantó’ a muchos de quieres éramos niños, jóvenes y/o adultos: J.K. Rowling dio en el blanco con la saga Harry Potter, que ha sido (y quizá siga siendo por mucho tiempo) uno de los más grandes éxitos taquilleros y en ventas de libros.
 
No olvidemos la nueva saga, “Animales Fantásticos”. En el año 2001, la escritora publicó el bestiario “Animales Fantásticos y dónde encontrarlos”; era un libro extra a la serie literaria, el cual pretendía ser una copia de uno de los libros que se usaban en Hogwarts y que había sido escrito por Newt Scamander, un “magizoólogo”. Sin embargo, el éxito fue asombroso, y Rowling amplió los textos a cinco ediciones que irán saliendo.
 
A fines del año pasado se estrenó en cartelera “Animales Fantásticos: los crímenes de Grindelwald”, en el que podíamos desde el comienzo hasta el final para enlazar mejor todo lo que había sucedido en la primera película y donde comienzan a aparecer personajes icónicos de Harry. Sin embargo, a todos los que somos amantes de los animales, nos guste o no Harry Potter, esta es una de las películas que no podemos dejar a un lado en nuestra colección, tanto de películas como de libros.
 
Pero vayamos más atrás. ¿Alguna vez se te había ocurrido qué pasaba hace siglos en las salas de la gran escuela? ¿Cómo vivían los magos? Rowling había publicado ya hace dos años un dato muy curioso, pero aprovechó el Día Nacional de la Trivia para recordarnos un dato divertidísimo; y ahora hagamos otra pregunta, ¿qué hacían los magos, hace muchos siglos, cuando era la Época Medieval, para ir al baño?
 
Aquí está la respuesta de la escritora: “Hogwarts no siempre tuvo baños. Antes de adoptar los métodos de plomería Muggle en el siglo XVIII, brujas y magos simplemente satisfacían sus necesidades dondequiera que estuvieran, y luego desaparecían la evidencia”.