Avanza iniciativa contra plásticos

80

“Quintana Roo no debe tener indiferencia ante las condiciones ambientales que cada día son más lastimosas”.

Sergio Guzmán

CHETUMAL, Q. ROO.- La Diputación Permanente del Congreso de Quintana Roo dio entrada a una iniciativa que propone la prohibición del consumo de popotes y bolsas de plástico sintético que se otorguen gratuitamente en establecimientos comerciales.

La propuesta presentada por Eduardo Martínez Arcila, presidente de la Comisión de Puntos Legislativos y Técnica Parlamentaria, se plantea erradicar la entrega de bolsas de plástico para el transporte de mercancías en cadenas mercantiles.

Además, la iniciativa procura fortalecer el esquema normativo local en materia de residuos sólidos, así como de protección al ambiente, y busca crear políticas públicas que generen condiciones necesarias para preservar la biodiversidad y proteger a las especies.

Por ello, propone la elaboración, difusión y aplicación de un programa de sustitución de plásticos sintéticos, derivado de la prohibición en el consumo de popotes, bolsas, envases, embalajes o empaques de ese material.

En la quinta sesión de la Diputación Permanente, a la que asistieron los legisladores Emiliano Ramos Hernández, Jesús Zetina Tejero, Eduardo Martínez Arcila, Carlos Mario Villanueva Tenorio, Ramón Javier Padilla Balam y Yamina Rosado Ibarra, se dio lectura a la iniciativa para reformar diversos artículos de la Ley para la Prevención y la Gestión Integral de los Residuos y de la Ley de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, que rigen en la entidad.

“Quintana Roo no debe tener indiferencia ante las condiciones ambientales que cada día son más lastimosas, ya que depende de todos y cada uno de quienes habitamos este bello territorio, abonar nuestros respectivos ámbitos de competencia.

“El plástico, material inventado por el hombre, ha pasado de no existir a estar omnipresente en todo el planeta, es parte de nuestra vida cotidiana.

La presente iniciativa no pretende satanizar a este derivado del petróleo en lo general, simplemente se busca mejorar los hábitos de consumo en un sector muy particular, me refiero al alto y desmedido consumo de plásticos que generan en su incorrecta disposición final grandes afectaciones al ambiente, es decir, la culpa no es del plástico sino del inadecuado manejo del mismo por parte de nosotros, quienes cotidianamente hacemos uso de este derivado en sus diversas formas, y de su alto consumo”.

Esto es parte de la exposición de motivos que hace el diputado Martínez Arcila en su propuesta. Y también señala algunos datos sobre el uso de popotes, por los cuales es necesario, dice, legislar al respecto.

“En nuestro país el 95 por ciento de los popotes que se utilizan no son reciclables. Se encuentran en el Top 10 de la basura plástica que se recoge en las playas, cuando estos llegan al océano terminan convirtiéndose en pedazos pequeños de plástico que afectan a peces y otras especies de seres vivos incapaces de digerirlos”, agrega el legislador en el documento admitido en la Diputación Permanente.