Sufre May derrota en recta final del Brexit

“Se trata de un asunto demasiado serio como para jugar a ver quién es más valiente”.

Staff Reforma

LONDRES.- El Parlamento británico forjó ayer por primera vez una mayoría en torno al único punto que parece unir a algunos conservadores y laboristas en la guerra del Brexit.

Y, de paso, propinó al Gobierno de Theresa May una severa derrota en la semana previa a la votación definitiva sobre el pacto alcanzado con la Unión Europea (UE), que tendrá lugar el 15 de enero, de acuerdo con El País.

Un total de 303 diputados, frente a 296, respaldaron una enmienda que bloquea la capacidad económica del Ejecutivo para hacer frente a una salida de la UE sin acuerdo. Se impuso el miedo al caos previsto ante un “Brexit duro”.

En un Parlamento prácticamente vacío, la laborista Yvette Cooper, presidenta de la Comisión de Asuntos de Interior en Westminster, y la conservadora Nick Morgan, presidenta la Comisión del Tesoro, debatieron ayer durante una hora los riesgos a los que se enfrenta el Reino Unido si el próximo 29 de marzo abandona la eurozona sin haber aprobado un pacto de retirada.

“Se trata de un asunto demasiado serio como para jugar a ver quién es más valiente. El país no puede permitirse esperar a ver quién de los dos bandos pestañea primero”, advirtió Cooper a los escasos diputados conservadores presentes en la Cámara para escuchar sus argumentos.

La enmienda número 7, presentada por ambas funcionarias, se incorporará a la ley de presupuestos y condicionará la previsión que se había otorgado a sí mismo el Gobierno para modificar los impuestos en el caso de que un Brexit sin acuerdo requiriera de ingresos adicionales para hacerle frente.