Tiene Sureste zonas rurales con pobreza y marginación

98

Yucatán tiene 68 zonas rurales que enfrentan marcadas insuficiencias y rezagos sociales entre su población, mientras que Quintana Roo y Campeche suman cuatro, cada una.

 
 
POR: MARCO ANTONIO BARRERA
CANCÚN, Q. ROO.- El Sureste Mexicano concentra 76 zonas rurales de atención prioritaria, en la que su población enfrenta marcadas insuficiencias y rezagos sociales que le impiden su acceso al desarrollo social.
 
Esas áreas reflejan los desequilibrios territoriales y regionales más marcados del país, y quienes las habitan enfrentan nueve formas de exclusión social, caracterizadas por pobreza y marginación aguda.
 
De acuerdo al Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, las zonas de atención prioritaria rurales están integradas por mil 115 municipios de México, y una buena parte de su población carece de acceso a la educación, vivienda e ingresos económicos suficientes.
 
Yucatán agrupa a 68 zonas rurales prioritarias que la sitúa como la sexta con más casos entre 24 estados del país, rebasada apenas por Oaxaca (440), Puebla (136), Veracruz (127), Chiapas (103) y Guerrero (69).
 
En México, las zonas rurales de atención prioritaria con índice de marginación concentran a 283 municipios con muy alto grado, 817 alto y 15 medio, de los cuales Yucatán contribuye con 27 altos y cinco muy altos.
 
Por su parte, el rezago social hace referencia a cuatro indicadores que reflejan carencias sociales, como educación, salud, servicios básicos y espacios en la vivienda.
 
En esa situación prevalecen 742 municipios, de los cuales 175 tienen un índice muy alto, 567 alto, 343 medio y 22 bajo. Aquí también, la entidad del Sureste contribuye con 15 casos de índice alto, 47 medio y seis bajos.
 
Yucatán suma así 68 zonas rurales de atención prioritaria con diversos niveles de exclusión social, aunque destacan cinco municipios que tienen valores de marginación muy alta y un rezago social alto.
 
La cantidad de población más afectada por esa condición vive en Cantamayec (16.64%), Chemax (31.43); Chikindzonot (38.97); Mayapán (35.79), y Tixcacalcupul (44.50).
 
De la lista nacional, Quintana Roo ocupa el lugar 16 de 24 entidades. Tiene cuatro casos de marginación alto e igual cantidad de rezago social.
 
Los municipios que enfrentan la mayor exclusión social, con marginación alta y rezago social medio, son: José María Morelos, que afecta al 27.13 por ciento de su población, Felipe Carrillo Puerto (24.74), Lázaro Cárdenas (16.71) y Bacalar (35.31).
 
Por su parte, Campeche, en la posición 17, tiene también cuatro municipios con una marginación alta y con rezagos sociales distintos, como Hopelchén con rezago medio y con una población en extrema pobreza de 16.89 por ciento; Palizada, con rezago bajo y afectación de 15.12 por ciento; Calakmul, con rezago alto y afectación a 23.55 por ciento, y Candelaria que tiene rezago alto y población pobre de 17.89 por ciento.
 
Chiapas, por ejemplo, tiene 103 zonas detectadas en las que concentra una marginación muy alta  de 34 poblaciones y 69 altas, además de rezago social muy alto (15), alto (50), medio (37) y bajo (1).
 
Otros estados que integran la lista nacional de las zonas de atención prioritaria son San Luis Potosí (31), Michoacán (28), Hidalgo (26), Estado de México (19), Chihuahua (15), Durango (9); Jalisco (7), Tamaulipas (6) y Guanajuato(5).
 
La marginación, la exclusión y el rezago social determinan las condiciones de pobreza entre la población y la desigualdad social, que se traducen en posibilidades limitadas de acceso y disfrute de educación y salud.
 
Quienes la padecen tienen rezagos en infraestructura básica y productiva, al mismo tiempo que enfrentan vulnerabilidad de los recursos naturales y el riesgo ambiental.
 
De ahí que es necesario fortalecer un enfoque territorial que advierta la dimensión regional y que se impulsen acciones coordinadas de los tres órdenes de gobierno.