Baja gasolina y cede inflación

103

Los precios de las frutas y verduras también alcanzaron un crecimiento muy superior a la inflación y en 2018.

Por primera vez en 14 años, la baja en los precios de las gasolinas registrada en la segunda quincena de diciembre logró un descenso en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) y ubicar la tasa de inflación en 4.83 por ciento durante 2018 De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante la segunda quincena de diciembre la gasolina Magna, el producto con más alta ponderación en el INPC, alcanzó un descenso de 0.60 por ciento respecto a la primera mitad del mes.

Esta baja restó 3 centésimas al crecimiento general de los precios. Aunque la Premium pesa mucho menos en el cálculo del INPC, su baja de 0.57 en la segunda quincena contribuyó a que casi 60 por ciento de la deflación de ese lapso derivara del descenso de los energéticos.

En términos mensuales las gasolinas, junto al gas LP, restaron 16 centésimas a la tasa de inflación de diciembre, misma que se ubicó en 0.70 por ciento. Con este registró mensual, la tasa de inflación de 2018 se ubicó en 4.83 por ciento.

Esta cifra se compara favorablemente con la alcanzada en 2017, cuando la inflación acumuló 6.77 por ciento. No obstante la baja de los precios de energéticos del último mes de 2018, el aumento anual de estos productos fue de 11.62 por ciento, 1.4 veces más que el avance general de precios.

Los precios de las frutas y verduras también alcanzaron un crecimiento muy superior a la inflación y en 2018 registraron un avance anual de 10.20 por ciento.