Lidera mujer Academia de la Lengua en Chile

5

Se espera que Adriana Valdés dé un ‘aire fresco’ a la Academia Chilena de la Lengua.

 
 
 
 
 
POR: GABRIELA TORRES ORTEGA
CANCÚN, Q. ROO.- La Academia Chilena de la Lengua cuenta con 133 años, y por primera vez en la historia del país sudamericano, una mujer toma su liderazgo.
 
Ella es Adriana Valdés (Santiago de Chile, 1943), quien tiene una vasta carrera como ensayista y autora de libros como “Enrique Lihn, vistas parciales” y “Redefinir lo humano” –un bestseller en el que reflexiona sobre el futuro de las Humanidades en un mundo que se fragmenta cada vez más a causa de la tecnología–. Además,  fue traductora en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y directora de Documentos y Publicaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).
 
En la actualidad, la Academia Chilena de la Lengua cuenta con 34 académicos, ocho de las cuales son mujeres. “Lo que ha cambiado no es una sola persona, es el sentido común de la época. No tiene que ver con un mérito personal, sino con aperturas, con inclusiones, con cambios en la conciencia colectiva”, afirmó Valdés con respecto a su nuevo cargo.
 
La institución chilena es una de las 23 agrupadas en la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), con la Real Academia Española (RAE) como pionera.
 
Este martes, la intelectual asumió el puesto en la capital chilena, donde se reunieron una buena parte del mundo intelectual del país, incluida la ministra de Cultura, Consuelo Valdés.
 
En su primera intervención, agradeció a las féminas que han marcado un cambio en la historia, “(lo que está pasando) antes no era concebible. Como no fue para el Instituto de Francia incorporar a Marie Curie, porque hacerlo, dijeron, contravenía tradiciones ‘intocables’. Tampoco la Real Academia Española incorporó jamás a María Moliner, que estuvo a sus puertas cuando todavía no había mujeres en la institución”.
 
Y haciendo uso de su sencillez, continuó su discurso: “No le llego a los talones ni a la una ni a la otra”. Valdés señaló como “una generosa contribución del azar” que, precisamente ocupara este cargo, el martes 8 de enero, fecha en la que se cumplen 70 años desde que la mujer consiguió derecho a voto en Chile.
 
La ensayista de la Academia Chilena de la Lengua ocupará el mandato durante tres años no renovables. Asimismo, junto con este nombramiento, también se convierte en la primera mujer que preside el Instituto de Chile, que desde 1964 agrupa a las seis academias relacionadas con las letras, las ciencias y las bellas artes (entre ellas la Academia de la Lengua), y que hasta ahora era presidido por el musicólogo Luis Merino.
 
La ahora directora expresó que una de las inquietudes que deberían atañer a todos los hispanoparlantes, es la reducción del uso de palabras; es decir, que las personas utilizan cada vez menos sinónimos en el vocabulario cotidiano de la lengua española.
 
Valdés explicó que “la limitación del vocabulario limita el pensamiento. También es cierto que ahora los jóvenes no sólo piensan en palabras, sino también en imágenes. Pero el lenguaje humano es irreemplazable y, mientras más capacidades tengamos para expresarnos bien, pensaremos mejor”.
 
Una de las intenciones que tiene durante su mandato es “abrir” las puertas de esta institución chilena por medio de eventos, además de explotar  las redes sociales, de las que se declaró usuaria.
 
Muchas personas han expresado su apoyo a Valdés y opinan que su llegada podría ser innovadora y crear puentes inclusivos con diversos sectores de la sociedad.