Reflexiona Tarifeño sobre la migración

139

Leonardo Tarifeño comenta que para evitar reacciones negativas hacia los migrantes sugiere estar dispuestos a informarse.

 
 
 
 
 
POR: LETICIA LÓPEZ/AGENCIA REFORMA
GUADALAJARA, JAL.- “La realidad es mucho más cabrona de lo que uno cree”, destaca el periodista argentino, radicado en México desde hace 20 años, Leonardo Tarifeño, autor de “No vuelvas”, de la editorial Almadía.
 
“La migración tal como la estamos viendo ahorita, en el caso de México hacia Estados Unidos, es producto de ciertos fracasos del sistema capitalista en el que vivimos. Eso ha llegado a un tope, la gente puede aguantar la miseria extrema, pero no la violencia de la que huyen, tanto de México como Centroamérica. Viven así porque ha habido intervenciones de países colonialistas que han generado esta situación.
 
“Creo que esto no va a seguir así, esta cuestión de muros, de políticas indiferentes hacia la pobreza no van a poder seguir como están porque esto ya explotó en todo el mundo; no existe el muro de Donald Trump, es una risa, es tan ridículo como la figura de Trump”, menciona Tarifeño.
 
Luego de la experiencia que tuvo tras “Nadie me Sabe dar Razón. Tijuana: Migración y Memoria”, proyecto que realizó junto con otros talleristas enviados por el INBA, surge “No vuelvas”.
 
El propósito del taller, que duró cinco meses, era que los deportados pudieran contar sus historias, pero encontraron que muchos eran analfabetas, no querían decir nada de sí mismos para evitar extorsiones y desconfiaban del Estado mexicano; los talleristas optaron por recoger sus historias y publicarlas, pero Tarifeño regresó por su cuenta para seguir con el tema.
 
“Yo me quedé tan impresionado por lo que había visto, ese grado de emergencia humanitaria, de abandono, me dolió mucho que mientras ellos están en Estados Unidos y mandan sus remesas son patriotas, los queremos y qué orgullosos estamos de nuestros paisanos del otro lado.
 
“Cuando esos mismos migrantes son deportados y se convierten en alguien que no tiene dinero, ni documentos, ni familia, ni nada, entonces el Estado mexicano los abandona por completo”, relata.
 
El periodista recalca que la situación sobre la migración, en el fondo, es un reflejo de cómo se trata la pobreza y cómo esto influye en hacer valer sus derechos, incluso la mayoría de las veces los desconocen. Para él fue importante estar en el lugar, acompañado de su grabadora, platicar con las personas y contar las historias.