Sufre 57% algún tipo de pobreza

3

Se requiere el fortalecimiento del ingreso de las personas a través de la creación de empleos formales.

 
 
 
 
POR: IVÁN CADENA
CANCÚN, Q. ROO.- El 57.6 por ciento de la población total en Quintana Roo sufre algún tipo de pobreza, según revela el informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social 2018, perteneciente a la Secretaría de Bienestar, antes Secretaría de Desarrollo Social.
 
El informe mide rezago educativo, acceso a la salud, seguridad social, calidad y espacios en la vivienda, servicios básicos en la vivienda, alimentación, entre otros. De los 11 municipios en el estado, cuatro disminuyeron su situación de pobreza, tres mantuvieron su nivel, dos lo aumentaron y de los otros dos no se obtuvieron estudios.
 
Los municipios que disminuyeron su porcentaje de pobreza fueron Chetumal, Tulum, Solidaridad e Isla Mujeres; mientras que Benito Juárez, Lázaro Cárdenas y Cozumel, mantuvieron sus niveles de rezago; a diferencia de Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos que aumentaron su pobreza. De Bacalar y Puerto Morelos, el estudio no arrojó datos.
 
El universo fue una población total de un millón 632 mil 900 personas, de las cuales 471 mil 40 viven en pobreza, 401 mil 855 en pobreza moderada y otras 69 mil 185 se encuentran en situación de pobreza extrema.
 
Según el estudio, Quintana Roo se encuentra reprobado en tres sectores: acceso a la salud, calidad y espacios en la vivienda, y servicios básicos en la vivienda, pues de 2010 a 2016, en acceso a la salud, el estado cayó de 24.3 a 17.6 por ciento; es decir, sólo 287 mil 390 personas tenían acceso a los servicios de salud gratuitos.
 
En el tema de calidad y espacios de vivienda, 61 mil 565 hogares del estado no contaban con espacios dignos y calidad en materiales de construcción; mientras que 79 mil 635, es decir un 19.50 por ciento, no tenían los servicios básicos como agua, drenaje, alcantarillo o energía eléctrica.
 
Para erradicar este problema, según señala el informe, el combate a la pobreza multidimensional debe estar acompañado por el fortalecimiento del ingreso de las personas, a través de acciones que incentivan la creación de empleos formales.
 
De acuerdo con los datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el número de trabajadores afiliados en la entidad pasó de 135.5 mil personas del cuarto trimestre de 2012 al tercer trimestre de 2017.
 
Esto se traduce en mejores oportunidades para las familias, pero sin dejar de mencionar el hacinamiento poblacional que existe en ciertos municipios como Benito Juárez o Solidaridad, en donde el número de personas es mayor al número de viviendas existentes.
 
La diversificación del trabajo en otros municipios del estado como Bacalar, Felipe Carrillo Puerto o José María Morelos ayudaría a una nueva segmentación de personas, quienes ya no tendrían que concentrarse en unas cuantas ciudades para generar ingresos, señala el documento.