Van restaurantes vs Ley de Bebidas

75

De acuerdo con empresarios restauranteros y de bares, las reformas a la Ley de Bebidas Alcohólicas de Quintana Roo va en contra de sus intereses.

 
 
POR: HERLINDO VÁZQUEZ
CHETUMAL, Q. ROO.- Por considerarla lesiva a sus intereses, la Unión de Restaurantes, Bares y Similares del sur del estado promoverá amparos en contra de la Ley de Bebidas Alcohólicas de Quintana Roo, recientemente aprobada por el Congreso del Estado.
 
Joaquín Noh Mayo, presidente del organismo empresarial, dijo que la ley causará un mayor gasto y disminuirá los dividendos del sector.
 
A fines del año pasado la XV Legislatura aprobó reformas a la Ley de Bebidas Alcohólicas del Estado de Quintana Roo, por los cuales se reducirán a tres los tipos de giros los establecimientos del ramo: Restaurante, Restaurante-Bar y Bar, para precisar y definir los cobros de operación.
 
La reforma pretende fortalecer la seguridad pública y obligar a los empresarios a garantizar la seguridad de sus clientes, según la normatividad.
 
Noh Mayo denunció que la Ley se contrapone a los intereses del sector porque obligará a los restaurantes que operan de noche al pago de horario extraordinario, cuyas tarifas son elevadas.
 
“Es incongruente, de risa, pero también de molestia… Ya estaba todo acordado y aprobado cuando llegó al gobierno del estado a aplicarse”, aseveró.
 
Al ser lesiva los empresarios la combatirán legalmente, de ser necesario ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), advirtió.
 
“Vamos a ampararnos en contra de la Ley, vamos a llegar a las últimas consecuencias, son aproximadamente 200 empresarios que respaldan estas acciones”, anticipó.
 
Aseguró que la reformada Ley de Bebidas Alcohólicas pone en riesgo a por lo menos 60 negocios con aproximadamente 600 empleados directos.
 
El líder empresarial dijo que a principios del presente año cerraron dos negocios establecidos en la Bahía de Chetumal y existe la posibilidad de que en los próximos días dejen de operar siete más.
 
“Me han enviado tres mensajes de que ya no pueden más y van a cerrar; los empresarios van a migrar a Mérida o buscarán otras alternativas”, indicó.