Afectó mal tiempo a náuticos

64

Difícil fue el cierre de año para los empresarios náuticos debido a las condiciones climáticas.

 
 
 
 
POR: IVÁN CADENA
CANCÚN, Q. ROO.- Pérdidas millonarias de aproximadamente 200 mil dólares diarios, dejó el mal clima a empresarios de la industria náutica del estado durante 2018, aseguró Iván Ferrat Mancera, presidente de asociados náuticos de Quintana Roo.
 
El empresario señaló que debido a las condiciones climatológicas adversas, más de mil actividades dejaron de realizarse, como las visitas a museos subacuáticos, buceo, paracaídas, entre otras, y cerca de 600 embarcaciones quedaron varadas.
 
Ferrat Mancera mencionó también que los meses de octubre, noviembre y diciembre, fueron los que más afectaciones trajeron, pues en ese lapso de tiempo, el puerto estuvo cerrado varios días.
 
“El cierre del año tuvimos clima poco favorable porque hubo cierre de puerto varios días y aunque sí operaron algunas actividades, muchas más no pudieron hacerlo y eso afectó la proyección de ganancias de las empresas” declaró Iván Ferrat Mancera.
 
Si bien el clima es impredecible, el presidente de Asociados Náuticos de Quintana Roo mencionó que enero ha sido muy favorable para recuperarse de dichas pérdidas y esperan que durante marzo y abril continúen con ese ritmo.
 
“Afortunadamente enero ha sido muy favorable. A partir del primero de enero a la fecha, ha habido menos días de puerto cerrado y el clima ha estado mucho mejor y se ha podido operar y esperamos continuar así durante marzo y abril porque son meses muy buenos”, aseveró en entrevista.
 
Agregó que actualmente se encuentran trabajando en conjunto con la Asociación Mexicana de Marinas Turísticas para presentar propuestas de actualización a la Ley de Navegación que les permitirá trabajar aun con condiciones climatológicas poco favorables.
 
“Esa es una ley que se creó hace varios años, pero ahora contamos con tecnología, nuevas embarcaciones y demás”, declaró Ferrat Mancera.
 
Por último mencionó que en estas fechas se encuentran laborando a un 80 por ciento con las embarcaciones, pero espera que a finales de febrero vuelvan a repuntar con la llegada de turistas canadienses.