Defraudan a nombre de Morena

136

Implicado René Bejarano, mejor conocido como el “señor de la ligas”.

MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, .- Representantes del Movimiento Nacional por la Esperanza que encabeza el experredista René Bejarano Martínez, enfrentan una denuncia penal por los delitos de abuso de confianza, asociación delictuosa y lo que resulte luego de defraudar a un grupo de empresarios y profesionistas de Quintana Roo.

Según la denuncia de los afectados, después de la victoria electoral de Andrés Manuel López Obrador, representantes de la agrupación política de Bejarano Martínez llegaron a la entidad en busca de supuestos perfiles de personas previamente seleccionadas para que se integraran a cargos partidistas o públicos de las diferentes delegaciones federales, una vez que asumiera el poder el nuevo gobierno.

Para engancharlos -acusaronfueron convocados a la asambleas que dicha agrupación política organizó tanto en la Ciudad de México como en Cancún, presididas por el propio Bejarano Martínez y su esposa la senadora Dolores Padierna Luna quienes les informaron que traían la encomienda presidencial de conformar las estructuras ciudadanas que se harían cargo de vigilar la transparencia y el manejo de los programas sociales del nuevo gobierno.

La empresaria Gabriela Pallares, excandidata a una diputación federal, comentó que tras concluir el pasado proceso electoral fue buscada por Israel López Salazar quien se ostentó como el presidente del Consejo Nacional de Organizaciones, el cual cuenta con registro como agrupación política ante el Instituto Nacional Electoral (INE) y entre cuyos supuestos integrantes figuran los diputados Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado, así como los senadores Martí Batres, Ricardo Monreal y la propia Dolores Padierna.

“Se comunicaron conmigo y me ofrecieron ser delegada nacional de la agrupación en Quintana Roo, para lo cual el 11 de agosto de 2018 fui invitada a su asamblea nacional en la Ciudad de México y dos semanas después en Cancún, a la cual asistieron varias personas serias y honorables de los once municipios del estado, donde fuimos informados por el señor Bejarano que a través de la estructura del Movimiento Nacional por la Esperanza seríamos como una especie de ‘gestores y controladores sociales’ para que los programas sociales llegaran realmente a la gente más necesitada”, explicó.

A los pocos días de estos eventos, añadió, se comunicó con ella otro integrante de la agrupación Luis Miguel Zetina Barriga, en representación de López Salazar, para solicitarle una fuerte cantidad de dinero en calidad de préstamo que supuestamente se invertiría en la instalación de las oficinas en Quintana Roo, así como para su equipamiento.

La empresaria accedió con la condición de que le firmaran un comprobante por el monto recibido, pero le insistieron que tuviera confianza ya que los recursos le serían entregados directamente a la presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, así como a la senadora Dolores Padierna, quienes se encargarían de la gestión correspondiente para la instalación de las oficinas estatales, así como de la devolución de los recursos a la brevedad.

“Yo confié en la palabra de ambos personajes porque me mostraron fotografías de ellos en reuniones de trabajo aparentemente con el presidente López Obrador, así como con el canciller Marcelo Ebrard y la propia Dolores Padierna, como para demostrarme que eran gente muy cercana al grupo del poder, lo cual consideró verdaderamente preocupante en el caso que así sea.

“Al ver que se prolongaba la devolución de mi dinero, insistí en la firma de un documento por la cantidad entregada, por lo que empezaron con evasivas y actitudes de enojo e incluso amenazantes por parte de Luis Miguel Cetina.

Esta situación me preocupó más, y al poco tiempo caí en la cuenta de que todo había sido un engaño, al enterarme por otras personas, que también habían sido estafadas con las mismas argucias por cantidades y objetos de mucho más valor que lo que a mí me habían pedido”.

Entre los estafados también figura el reconocido médico Manuel Tacú Escalante, a quien los mimos personajes no sólo le pidieron financiamiento para solventar los gastos de transporte, hospedaje y alimentación, sino también una camioneta blindada para poder trasladarse por la entidad.

A cambio de ello, explicó, le ofrecieron un cargo público en alguna de las delegaciones federales apenas tomara posesión el nuevo gobierno, lo cual no sucedió y ahora no le quieren regresar la camioneta por lo cual el pasado mes de diciembre promovió una denuncia penal por los delitos de abuso de confianza, asociación delictuosa y lo que resulte.

Estos hechos se investigan ya a través de la carpeta de investigación número FGE/QR/CAN/ UAT/12/6561/2018, a la que se integraron los documentos originales de la camioneta blindada, con valor de un millón 200 mil pesos, así como fotografías y videos del momento en que son entregadas las llaves del vehículo a los ahora presuntos implicados.

“Los afectados por este grupo de estafadores profesionales decidimos hacer pública esta denuncia para que sean castigados y evitar que sigan operando impunemente en nuestro estado abusando de las personas que verdaderamente buscamos un cambio”, enfatizó Tacú Escalante.