Mantienen Xul-Há en el olvido

64

En la zona se encuentra mucha vegetación virgen con diferentes especies de aves y manglares que le dan un toque mágico.

 
 
 
 
POR: LAURA CRUZ
CHETUMAL, Q. ROO.- Xul-Há, que en maya significa donde termina o final del agua, es un paraíso escondido del sur de Quintana Roo. Ubicado entre los municipios de Othón P. Blanco y Bacalar, hoy en día, recibe muy poco turismo, en su mayoría local.
 
A tan solo cinco kilómetros de distancia de la laguna de Bacalar, Xul-Há se encuentra en el rezago, carece de infraestructura, servicios y promoción turística por parte del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, municipio al que pertenece este pequeño poblado.
 
Aunque actualmente cuenta con diversos clubes a orillas de la laguna, la mayor parte son privados, y se mantienen de la promoción que ellos mismos realizan para sostener el lugar y poder pagar a sus empleados.
 
De acuerdo a la página web de Turismo del municipio de Othón P. Blanco, “Xul-Há es el lugar ideal para practicar sobre la laguna kayak, en la zona se encuentra mucha vegetación virgen con diferentes especies de aves y manglares que le dan un toque mágico”; sin embargo, los sitios no reciben ningún tipo de ayuda para la difusión de su visita.
 
Armando Peña Fuentes, propietario del Rancho El Escondido relata que no es exclusivo de la actual administración la poca o nula difusión para el sitio, pues anteriormente las autoridades municipales realizaban visitas rutinarias, no obstante no aterrizaban ningún proyecto o campaña para atraer turismo.
 
“No hemos detonado esto como tal, probablemente el ayuntamiento en esta administración entrante tenga la intención de que esto se detone y comience la difusión, sobre todo de las bellezas que están cercanas a la capital, que permanecen ocultas”.
 
Básicamente, el turismo que actualmente llega a la laguna de Xul-Há, lo hacen a través de personas locales que previamente ya visitaron el sitio y lo recomiendan. Apenas el año pasado, comenzó el arribo de turistas extranjeros, aunque no se compara con los que llegan actualmente a Bacalar o Mahahual.
 
Aunado a esto, la infraestructura en las calles requiere de mejoras, pues entre baches y caminos en mal estado para acceder a la laguna, hacen que el turista opte por mejores sitios turísticos para visitar.
 
“A nosotros nos han querido etiquetar como Bacalar, pero nosotros somos Xul-Há, aunque pertenece al mismo complejo de Bacalar, pero no es lo mismo”.
 
El propietario, comenta que hoy en día es complicado mantener el sitio limpio, pues muchos turistas que llegan, no tienen la sensibilidad de cuidar y mantener limpias las áreas verdes, situación que con las lluvias, hace que la basura finalice en la laguna.
 
“No entienden el daño que se le hace a la naturaleza”, recalca el entrevistado, quien a su punto de vista, hoy en día no hay cultura para cuidar el medio ambiente.