Aplaude COPARMEX debate y modificación

59

La COPARMEX considera un triunfo del debate público que se haya enmendado la propuesta original para la Guardia Nacional.

 
 
 
 
POR: STAFF / LUCES DEL SIGLO
CANCÚN, Q. ROO.- El mando civil de la Guardia Nacional es un paso firme para combatir a la delincuencia, aunque se requieren acciones contundentes de coordinación y acotar responsabilidades.
 
Los militares que se integren a ese cuerpo de seguridad deben renunciar a la milicia para asegurar su obediencia al mando civil.
 
Para la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), que se haya enmendado la propuesta inicial del presidente, representa un triunfo del debate público, para evitar la responsabilidad del Ejército.
 
Ahora, debe darse claridad a las atribuciones de los estados y municipios para respetar el Pacto Federal y evitar subordinación de los municipios.
 
El organismo empresarial recordó que la delincuencia estuvo imparable en 2018, al ubicarse como el más violento de la historia de México con 79 asesinatos diarios. Ocasiona un daño difícil de medir pero que afecta el desarrollo económico, inversión y empleo, además deteriora la confianza y la tranquilidad.
 
El organismo empresarial estableció que se requiere una política de seguridad estratégica, compromisos serios y visión integral de Estado, en los que los sectores sean escuchados y participen de las decisiones de gobierno, al mismo tiempo que asuman responsabilidades conjuntas.
 
La Guardia Nacional representa una oportunidad de revertir errores y establecer una justicia integral y una agenda de procuración e impartición con policías capacitados, intervención militar acotada y apego a los derechos humanos.
 
Llamó a establecer una reingeniería estructural y administrativa para dignificar a los cuerpos policiales, que agilice y mejore la impartición de justicia.
 
“Debemos tener claro que la creación de la Guardia Nacional no es suficiente, apenas un primer paso para resolver la terrible encrucijada que vivimos en materia de criminalidad. Requerimos cambios más profundos y contundentes”.
 
Llamó a fortalecer a las policías de los tres niveles, especialmente en el ámbito municipal, pues son el primer eslabón del sistema y el primer contacto con la población.
 
Propuso crear Academia Nacional para Policías que garantice, en el mediano plazo, que todos los elementos tengan un perfil deseable para cumplir su tarea de manera eficaz y confiable.
 
Ya es tiempo que se restablezca la convivencia social y la paz social, concluyó.