Cambian libros su residencia

66

La biblioteca que perteneció al escritor Sergio Pitol está ya en la Universidad Veracruzana.

 
 
 
 
 
POR: STAFF / LUCES DEL SIGLO
 
CANCÚN, Q. ROO.- Después de la muerte del ganador del Premio Cervantes 2005, Sergio Pitol, hace casi un año, la biblioteca del escritor ha sido donada a la Universidad Veracruzana (UV). “Queríamos convertir su casa en centro cultural, pero a ninguna autoridad le importó”, aseguró hace unos días la sobrina del autor, Laura Demeneghi.
 
Debido a esto, unos cuatro mil o cinco mil libros de la colección de Pitol se colocarán, probablemente, la sala de Colecciones Especiales de la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI) de la Universidad Veracruzana (UV).
 
Sin embargo, los usuarios de la biblioteca podrán utilizar estos ejemplares hasta dentro de un año, aproximadamente, puesto que antes debe pasar por un proceso de limpieza y clasificación.
 
Martín Páez Bistrain, director de la USBI Xalapa, explicó que parte del proceso de limpieza incluye la fumigación de los libros con el fin de acabar alguna plaga que pudieran contener dado que suelen adherirse a las páginas de los libros
 
“(Los ejemplares) van a estar en cuarentena hasta finales de enero, cuando podremos sacarlos, hacer una revisión de las condiciones en que se encuentran, y proceder a su clasificación”, comentó Páez Bistrain.
 
Después de haberlos fumigado, la USBI realizará una extensa revisión para evaluar el valor de cada libro. Aquellos que se clasifiquen como “especiales” por su edición, rareza, idioma o dificultades para encontrarlos, se colocarán en esta sala al lado de otras colecciones que tenían letrados como Juan de la Cabada e Ignacio Villarías.
 
Otros más cientos (o miles) de la colección que pertenecía a Pitol, serán ubicados en la Sala 3 de Literatura de la USBI, donde se encuentran otras colecciones como Germán Dehesa (nueve mil libros), Sergio Galindo (cuatro mil 500 libros) y Anatole Pohorilenko (533 libros).
 
La biblioteca de la Universidad Veracruzana espera próximamente que parte de la colección de Carlos Fuentes llegue a sus instalaciones.