Llega el ‘día D’ para el acuerdo del Brexit

May insistió en dotar de fuerza legal la misiva y en otorgarle un carácter vinculante.

Staff Reforma

LONDRES.- El Parlamento de Reino Unido, salvo alguna sorpresa de última hora, propinará a Theresa May una severa derrota. La Cámara de los Comunes votará hoy por el acuerdo del Brexit al que llegó la Primera Ministra con la Unión Europea y nada parece haber cambiado en el rechazo mayoritario que cosecha el texto en Westminster.

Entre el ruego y la amenaza, May suplicó a los diputados que echen un último vistazo al plan y advirtió de una parálisis parlamentaria si éste es rechazado. “La fe de la ciudadanía en sus líderes y en el proceso democrático sufrirá un daño catastrófico”, advirtió May.

“(Separarse sin acuerdo) causará turbulencia en nuestra economía, alzará barreras en la cooperación en temas de seguridad y perturbará la vida cotidiana”, añadió. El llamado “backstop”, o salvaguarda irlandesa –el mecanismo para evitar una frontera en Irlanda del Norte–, es el veneno que ha contaminado todo el debate del Brexit en los últimos meses y el escollo que May ha sido incapaz de sortear.

Ayer, las máximas autoridades de la UE enviaron una carta para calmar a los diputados indecisos, al asegurar que la inclusión de Irlanda del Norte en la unión aduanera será temporal.

May insistió en dotar de fuerza legal la misiva y en otorgarle un carácter vinculante, aunque la medida no ha servido para convencer a una mayoría parlamentaria que se ha mostrado, de nuevo, decidida a llevar al país al abismo y rechazar el plan del Brexit.

“Este Gobierno está en desbandada. Y está muy claro que si el Parlamento rechaza el plan (…) habrá llegado el momento de celebrar unas elecciones”, dijo el líder de la oposición, Jeremy Corbyn.