Medita Murray sobre su operación

64

El escocés fue ovacionado por los aficionados de Australia.

 
 
POR: STAFF/LUCES DEL SIGLO
MELBOURNE, AUSTRALIA.- Andy Murray regresó al Abierto de Australia con un sabor agridulce. El escocés se despidió en la primera ronda tras perder en cinco sets contra el español Roberto Bautista. El fin de semana anunció que dejaría el tenis y que estos podrían ser sus últimos juegos como profesional.  Ahora tendrá que decidir si se prepara para terminar su carrera en Wimbledon o someterse a una segunda cirugía de cadera para mejorar su calidad de vida y que podría privarlo de jugar otra vez.
 
“Básicamente tengo dos opciones” declaró Murray en la conferencia de prensa tras el juego, “una es tomarme los siguientes cuatro meses y medio de descanso y luego jugar Wimbledon…. La otra opción es someterme a una nueva operación para mejorar mi calidad de vida. Pero debo dejar que los huesos se curen y los músculos se recuperen, por lo tanto tratar de volver a  una cancha de tenis buscando despedirme podría no ser lo mejor para mi salud a futuro” reconoció.
 
El escocés, que regresaba luego de la operación de cadera en enero del 2018 jugó cuatro sets luego de empatar a Bautista y forzarlo a uno de desempate; tras la derrota los organizadores del torneo mostraron un video en el que varios tenistas como Roger Federer y Caroline Wozniacki le dedicaban palabras de apoyo a Murray, el británico no sólo resistió cuatro horas y media de juego, también las lágrimas ese momento.
 
Murray dijo que “probablemente decida la próxima semana” si se hará la operación, por ahora “lo único claro es que no estoy bien de la cadera y que estoy luchando por apurar opciones” confesó. “No puedo caminar bien en este momento. Podría jugar otro partido, pero quiero mejorar mi calidad de vida, aunque me tome cuatro meses… todavía me duele hacer cosas básicas del día a día” reconoció.