Acopian telefónicas quejas ante Profeco

72

Pese al cambio de gobierno federal, se continuará trabajando con normalidad, esperando los nuevos lineamientos.

Laura Cruz

CHETUMAL, Q. ROO.- Compañías de telefonía celular, talleres mecánicos y una casa de empeño son las que más quejas recibieron por parte de los consumidores durante 2018, informó la encargada de Servicios de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Chetumal, Anareli Cadiñanos Flores.

En entrevista, la funcionaria precisó que en el caso particular de una casa de empeño los reclamos se dieron sobre todo en los meses de marzo a junio, pues las quejas derivaron del atraco que sufrió la empresa, en el que se perdió lo empeñado por parte de los consumidores, mismos que reclamaban sus pertenencias aseguradas.

“En una casa de empeño, cuando sufres una situación de ese tipo, prácticamente tendrías que pagar lo que dice el avalúo, como si hubieras comprado la pieza, y eso no quiere decir que el consumidor no tiene que pagar, al contrario, tiene que seguir refrendando”, detalló.

Pese a que la casa de empeño sí notificó a los afectados que sus piezas empeñadas fueron robadas, los consumidores reclamaban sus originales; sin embargo, la Profeco invitó a los involucrados a continuar con sus refrendos para poder obligar a la casa de empeño a resarcir el daño con el equivalente de lo empeñado o el dinero íntegro.

Mientras que las compañías de telefonía celular recibieron quejas por equipos que salieron con inconvenientes o defectuosos, y los talleres mecánicos por incurrir en faltas como no expedir notas de remisión o recibos, así como no contar con un contrato registrado ante Profeco.

“Los talleres mecánicos por norma están obligados a registrar un contrato de prestación de servicios ante Profeco, que es el que deben de utilizar para el consumidor y desafortunadamente no lo estaban haciendo”. En este orden de ideas, mencionó que durante la temporada decembrina, se realizaron exhortos a 65 establecimientos de la capital del estado, derivados de diferentes giros que competen a la Profeco.

También se recibieron 18 quejas, propias de la fecha. La Profeco, al tener convenio directamente con algunos proveedores, se logra hacer conciliaciones inmediatas, sin llegar a hacer la queja y la resolución, puesto que se evita tener una audiencia, es decir, se busca atender al consumidor de manera inmediata.

“En total (en 2018) se recibieron 200 quejas, se conciliaron un total de 142 y se hizo una recuperación de un monto de un millón 850 mil pesos”, precisó Cadiñanos Flores.

Pese al cambio de gobierno federal, se continuará trabajando con normalidad, esperando los nuevos lineamientos, pero “las quejas que nos quedan restantes no están cerradas, todavía continúan su trámite en el 2019”.

Aunado a esto, “se brindaron 104 asesorías, estas no son indicativas del periodo vacacional, simplemente fueron servicios de oficina que vienes como cualquier consumidor”