Logra nueva caravana cruzar a Guatemala

62

Decenas de policías permanecían apostados ayer para evitar el paso de hondureños.

Staff Reforma

TEGUCIGALPA.- Una nueva caravana de al menos un millar de personas salió desde San Pedro Sula rumbo a Estados Unidos. Un primer grupo –que sumó entre 300 y 500 hondureños– salió en la madrugada de ayer y llegó al punto fronterizo de Agua Caliente, desde donde, tras varias horas varados, lograron adentrarse en territorio guatemalteco.

A pocos kilómetros de dicha zona, algunos de los migrantes fueron retenidos por agentes de la Policía Nacional Civil de Guatemala, según imágenes divulgadas por la televisión hondureña, mientras otros pudieron continuar.

Un segundo grupo de la caravana y que sumó entre otros 300 y 500 hondureños emprendió el viaje más tarde. El director de la Comisión Permanente de Contingencias de Honduras (Copeco), Lisandro Rosales, informó que un total de 359 migrantes entraron a territorio guatemalteco de manera legal, mientras que otros 350 lo hicieron de manera irregular.

Las autoridades hondureñas indicaron, además, que si los integrantes de la caravana no presentaban sus documentos de identidad, serían requeridos judicialmente y podrían enfrentar hasta tres años de prisión.

De acuerdo con el diario El País, la convocatoria de este nuevo contingente era un secreto que se movía exclusivamente en redes sociales pero que el Presidente de Estados Unidos Donald Trump se encargó de publicitar con un tuit en el que amenazaba a Centroamérica con cortar los fondos de ayuda si no impedían, según él, la formación de la caravana más grande nunca antes vista.

Desesperado, el Gobierno hondureño multiplicaba sus mensajes en radio y televisión para disuadir a los migrantes ante el temor a que la comitiva multiplique su tamaño. “Es una locura embarcarse en esta aventura llena de peligros”, indicó el Embajador de ese país en México.