Piden retrasar informe por cierre

70

Pelosi sugirió a Donald Trump trabajar juntos para determinar otra fecha apropiada.

Staff Reforma

WASHINGTON.- El cierre parcial de Gobierno, que ya es el más largo de Estados Unidos, puso en duda un importante ritual. Como presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi tiene la prerrogativa de ser quien invita al Presidente de la nación a dar el discurso anual sobre el estado de la Unión (conocido como SOTU, por sus siglas en inglés).

De hecho, el 3 de enero hizo lo propio y emplazó al Mandatario a comparecer en el Capitolio el próximo día 29. Pero alegando motivos de seguridad y salvo que el cierre del Gobierno se levante esta semana, Pelosi sugirió a Donald Trump trabajar juntos para determinar otra fecha apropiada o que entregue el discurso por escrito al Congreso esa misma fecha, de acuerdo con El País.

“Puede hacerlo desde el Despacho Oval si lo desea”, ofreció la demócrata como alternativa. Hasta ayer, no había respuesta de la Casa Blanca, pero ya se especula con que la decisión de Pelosi dejaba a Trump sin uno de sus momentos favoritos de la presidencia: comparecer en horario de máxima audiencia ante el país.

“Ni el Servicio Secreto ni el Departamento de Seguridad Nacional han recibido fondos durante 26 días, con departamentos cruciales paralizados por los permisos forzados a causa del cierre parcial del Gobierno”, escribió la líder de la Cámara baja en un comunicado.

En tanto, siete legisladores demócratas, incluyendo varios recién electos que no apoyaron a Pelosi para liderar la Cámara, llegaron ayer a la Casa Blanca para pedirle a Trump que reabra el Gobierno mientras continúan las negociaciones sobre seguridad fronteriza.