Presentan partidos a ‘parejas de baile’

61

El Consejo General del Ieqroo determinará el 25 de febrero qué partidos cumplen con los requisitos y por lo tanto podrán integrar las coaliciones propuestas.

 
 
 
 
POR: HERLINDO VÁZQUEZ
CHETUMAL, Q. ROO.- A favor o en contra, el efecto AMLO permeará en la elección del 2 de junio, pues los partidos que irán a la contienda ya sea en alianza o por su cuenta tratarán de sacar provecho de los aciertos errores del presidente de México.
 
La noche del martes el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) recibió las notificaciones de dos coaliciones que pretenden competir en la elección de los 25 diputados que integran la XVI Legislatura.
 
La primera de ellas estará integrada por los partidos Acción Nacional (PAN), De la Revolución Democrática (PRD) y Encuentro Social (PES), que buscan ir juntos en “Orden y Desarrollo por Quintana Roo”.
 
Sin embargo, la viabilidad de esta alianza es incierta, ya que el PES tiene en contra la pérdida de su registro en la elección de julio pasado, en la que no logró el tres por ciento mínimo de la votación para mantenerlo.
 
Ante ello, el partido presentó un Juicio de Nulidad ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), cuyo resolutivo determinará si puede integrarse a la coalición citada o queda excluido.
 
No obstante, los representantes del PAN, PRD y PES, Juan Carlos Pallares Bueno, Rafael Esquivel Lemus y Octavio González Ramos, respectivamente, coincidieron en que obtendrán el respaldo ciudadano el 2 de junio, ya que para entonces no habrá las mismas condiciones que causaron un arrastre electoral a favor de Morena, como ocurrió el 1 de julio.
 
“Vamos a trabajar en acciones estratégicas porque Morena no es nada sin AMLO, el cual en esta ocasión no aparecerá en las boletas; además es el viejo PRI: sus diputados federales y senadores emanan de ese partido, la ciudadanía sopesará esto y decidirá en la elección”, sostuvo Esquivel Lemus.
 
En cuanto al reparto de las candidaturas, Orden y Desarrollo por Quintana Roo pretende ser equitativo puesto que competirá en nueve jurisdicciones que se repartirán de manera equilibrada: el PRD impulsará candidatos en los distritos II, XII y XIII; el PAN en el VII, XIV y XV; mientras que el PES en los distritos III, IV y VI.
 
Para los casos de los distritos I, V, VII, IX, X y XI postularán candidatos propios; además, siete candidaturas serán para mujeres y ocho para varones. Todo lo anterior, sujeto al resolutivo del TEPJF, que de ser en contra del PES obligaría a replantear las condiciones de la coalición.
 
Por su parte, la segunda propuesta de coalición es “Juntos Haremos Historia por Quintana Roo”, formada por Movimiento Regeneración Nacional, Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Partido del Trabajo (PT).
 
La participación de este bloque será total en los 15 distritos y en la mitad de ellos las candidaturas corresponderán a Morena, con la otra mitad a repartirse por igual entre verdes y petistas.
 
Aunque todavía no se define qué distritos corresponderían a cada partido, ya se sabe que ocho candidaturas serán para mujeres y el resto para hombres.
 
En torno a esta alianza, el líder del PT en la entidad, Hernán Villatoro Barrios, aseguró que la similitud ideológica entre su partido y Morena permitió lograr acuerdos inmediatos entre ambos, con el “pragmatismo” del Partido Verde como la única complicación que tuvieron.
 
“Sin embargo, la necesidad de fortalecer el gobierno del presidente de México genera las coincidencias y en esto hay un fuerte respaldo de la ciudadanía”, aseguró.
 
“La decisión de coaligarnos fue a nivel nacional y ahora vamos a hacer campaña con base a nuestras plataformas y estamos seguros de que la ciudadanía nos respaldará, porque vamos hacia la Cuarta Transformación”, dijo.
 
El Consejo General del Ieqroo determinará el 25 de febrero qué partidos cumplen con los requisitos y por lo tanto podrán integrar las coaliciones propuestas.
 
Mientras tanto, los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Movimiento Ciudadano (MC), Confianza por Quintana Roo y Movimiento Auténtico Social (MAS) enfrentarán el proceso electoral sin alianza.