Un blanco desliz

218

Otra atracción es el Lago Louise, a unos 50 minutos del centro de Banff.

Stephanie Quiles
Agencia Reforma
ALBERTA, Canadá 12-Jan-2019 .-El paisaje es hermoso: está tupido de nieve y rodeado por altísimos pinos. Los lagos lucen congelados y un lobo cruza la carretera, como dando la bienvenida al Parque Nacional de Banff, el más antiguo de Canadá.

El sitio, que fue declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en 1984, es ideal para gozar del clima invernal.
Ya sea que se realice un viaje en compañía de amigos, en pareja o en familia; en este destino, los amantes del esquí hallan grandes oportunidades para deslizar buenas dosis de adrenalina.

Sunshine Village Ski and Snowboard Resort, por ejemplo, es uno de los lugares favoritos debido a que cuenta con una de las temporadas de esquí más largas.

Inició en noviembre y se calcula terminará a finales de mayo. El resort, ubicado a 20 minutos de la ciudad de Banff, satisface tanto a los novatos como de los esquiadores más experimentados.

Pero más allá del esquí y del snowboard, quienes viajan a esta zona canadiense pueden gozar de otros placeres, como por ejemplo, los culinarios.

Además de su encantador ambiente, Banff cuenta con sitios que complacen a los viajeros sibaritas. Obligatoria es una visita a Banff Ave. Brewing Co. Un sitio en el que preparan delicias de la región y elaboran su propia cerveza.

Entre los imperdibles a probar se cuentan el salmón canadiense y la hamburguesa de la afamada carne de res de Alberta, esta última se puede maridar con la Vanilla Porter.

Una caminata por Banff Avenue da la oportunidad de bajar la comida al tiempo que se realizan atractivas compras.

ara conocer historias y leyendas de esta zona cobijada por las Montañas Rocosas, hay que ir al icónico Fairmont Banff Springs. Famoso no sólo por su fachada de castillo señorial escocés, sino también por los exquisitos tratamientos que ofrece su spa.

Otra atracción es el Lago Louise, a unos 50 minutos del centro de Banff. Cuando se congela, locales y visitantes aprovechan para patinar o jugar hockey.

Hay quienes optan por realizar paseos con raquetas de nieve por los alrededores o esquiar en el Lake Louise Mountain Resort, considerado por muchos como el mejor de la región.

Sin embargo, es tal la belleza del área que algunos eligen acomodarse en los acogedores rincones del reconocido hotel Fairmont Château Lake Louise, para ponerse a cazar imágenes al tiempo que toman su bebida favorita.