Era ilegal en 50% venta de gasolina

10

Revelan que privados compraron dos plantas de hidrógeno.

René Delgado/ Reforma

Tras la implementación de la estrategia contra el robo de combustibles, más de 90 por ciento de las gasolinas que hoy se comercializan en el País tienen un origen legal, cuando antes la mitad era de origen ilegal, reconoció la Secretaria de Energía, Rocío Nahle.

“La gran mayoría, el noventa y tantos por ciento de la gasolina que estamos consumiendo hoy es lícita y antes el mercado ilícito era el que prácticamente, casi igualaba al lícito”, destacó la funcionaria en entrevista.

El Gobierno arrancó hace dos semanas un programa de combate al mercado ilícito de combustibles a través del control de las instalaciones de monitoreo, transporte y distribución de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Tras el anuncio y el cierre de ductos, las zonas del Bajío, Michoacán, Jalisco, el Estado de México y finalmente la Ciudad de México, comenzaron a tener problemas de abasto de combustibles. El 20 de diciembre del año pasado Pemex entregaba 118 millones de litros por día, la semana pasada estaba entregando 128 millones de litros, lo que significa que con todo y el cierre de ductos y el problema de abasto, las ventas aumentaron.

“Justamente es el mercado ilícito que circulaba que dejó de circular porque cerramos la llave”, afirmó la secretaria. Nahle resaltó que la estrategia se basará en el transporte por pipas, como sistema alterno, independientemente que se está trabajando con las que pertenecen al Sindicato Petrolero que encabeza Carlos Romero Deschamps.

Sin embargo, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la compra de 500 pipas, mismas que Nahle se comprometió a tener listas a mediados de la próxima semana. Por lo pronto, la estrategia de reparto se hace con las pipas que Pertenecen a Pemex (al Sindicato) y las de privados que tienen convenios con la petrolera.

“Pemex tiene sus propias pipas para que pueda abastecer en forma paralela, ya sea cuando trabajan los ductos, que esperemos que sí, porque ya tenemos una estrategia diseñada para cuidar los ductos e ir surtiendo porque es lo más rápido y, si no, repartir gasolina por pipas o ferrotanques.

“Las pipas (nuevas) no van a ser del sindicato”, aclaró Nahle. Expuso que el Gobierno trabajará dentro del marco legal de la reforma energética, aunque se revisarán algunos temas, como la venta de dos plantas de hidrógeno a privados que se hicieron al amparo de los cambios.

Se trata de plantas en Tula y Cadereyta, las cuales se vendieron el año pasado a particulares y hay que pagar casi un millones al mes para el suministro de hidrógeno, necesario para el proceso de refinación. Actualmente, de las seis refinerías cinco ya están en operación, salvo Salamanca por la falta de MTBE