Memes y Publicidad del ciudadano digital

101

CIUDADANO DIGITAL

 
 
Por: José Méndez
Estos últimos días han circulado cantidad de memes en referencia al “reto de los 10 años” (10 year challenge) donde las personas suben una foto reciente al lado de una foto de hace 10 años.
 
No sé bien cómo fue naciendo el reto, supongo que fue algo en referencia al nuevo año. Famosos y no famosos fueron subiendo sus imágenes a las redes sin ninguna preocupación. Hasta que alguien hizo un Tweet donde se preguntaba si eso del reto no era solo una treta para ayudar a las plataformas sociales a mejorar sus sistemas de reconocimiento facial.
 
Facebook ha declarado que éste ha sido un movimiento generado por usuarios y que es una cuestión de pura diversión.
 
Anteriormente ha habido movimientos similares, pero el contexto de hoy es especial debido a los señalamientos que ya ha tenido la compañía sobre temas de manejo de privacidad, fake news e influencia en temas políticos mundiales.
 
Facebook anunció el uso de inteligencia de reconocimiento facial en el 2010. En ese entonces, la innovación era que al subir una fotografía, el sistema te sugería quiénes estaban en la imagen para que pudieras etiquetarlas.
 
Con reto o sin reto, Facebook tiene suficiente material para poder hacer mucha inteligencia con todas las fotos que los usuarios suben día a día.
 
La discusión principal se enfoca en la transparencia con la que las grandes compañías manejadoras de contenidos trabajan tras bambalinas con esta información que los propios usuarios les damos.
 
Aunque también debemos ser sinceros con nosotros mismos y ponderar que la otra cara de la moneda está en nuestra ignorancia sobre estos temas.
 
Todos estos temas de plataformas digitales son como un nuevo mundo para nosotros los no nativos digitales. Pero es un nuevo mundo “viejo”. Es decir, ya estamos inmersos en esto y será un mundo que no hará más que generar más innovaciones.
 
Uno de los resultados más disruptivos de estas tecnologías es el cómo llegar a la gente. El marketing, las ventas, el consumo está cambiando gracias a toda la información que tras bambalinas mueven estas plataformas.
 
Y los usuarios están muy atrás sin darse cuenta de cómo funciona toda esta situación. En una reciente encuesta de Pew Research Center, se menciona que tres cuartos de los usuarios de Facebook desconocen que la red social enlista sus rasgos personales para fines publicitarios de terceros.
 
Y aunque las redes sociales han respondido con páginas donde muestran qué información publican y donde los perfiles pueden editarse, son pocos los usuarios que lo saben o que lo usan. Y esto pareciera que los termina volviendo una especie de “cómplices”.
 
Vivimos en una combinación de un mundo real y de un mundo digital. Querer tener fronteras claras es algo imposible. Pero nosotros, como usuarios, debemos empujar para que haya más transparencia en estas fronteras y en cómo usan nuestra información. Pero esto requiere también un esfuerzo de nuestra parte, como ciudadanos digitales, para saber en qué ya estamos metidos.