NIDO DE VÍBORAS

90

La Sectur y el Tren Maya, que requerirán de una ciudad que funcione en su infraestructura para que puedan instalarse en ella.

 
 
 
POR: ALBERTO CHUC/LUCES DEL SIGLO
¿QUE NO hay nada nuevo bajo el sol? Pues allí están las Redes Sociales Progresistas, una nueva, flamante y rechinante de limpia agrupación política que buscará sacar rédito de los nuevos tiempos de la Era Pejámbrica.
 
CLARO QUE así que diga uno “nuevo nuevo, qué bruto qué nuevo” pues no, porque al revisar su filiación y sus entrañas sale a relucir el olor a naftalina; vea si no: una de sus caras frontales es René Fujiwara, cuyo mayor logro curricular es ser nieto de Elba Esther Gordillo, y quien junto a otros familiares de la ex líder sindical y antiguos militantes de Nueva Alianza (el partido creado por la mayestra en 2005), encabezan este proyecto que busca capitalizar los errores de Morena.
 
DE HECHO, su coordinador en Quintana Roo, Florentino Balam Xiu, un ex grillero magisterial, señala que si se lanzan a la palestra es para dar respuestas a una población cansada de los desastres causados por los partidos políticos, algo de lo que ni el mismísimo Morena se escapa.
 
CON SEMEJANTES credenciales no hace falta ponerle mucho cacumen para intuir cómo pretenden satisfacer el descontento de la gente: mediante asesorías jurídicas y sociales, consultas gratuitas y jornadas de diversa índole para que el pueblo sienta que hay alguien que sí se preocupa por su bienestar… a cambio de su voto en una futura elección o su inscripción al futuro partido porque, pues, ese es el paso natural, ¿no?
 
ASÍ LAS cosas, Redes Sociales Progresistas es el más reciente marchante que buscará pescar entre la clientela popular para tener con qué negociar en el mercado electoral. Lo dicho: nada nuevo bajo el sol.
***
“DEBO NO niego, pago no tengo”. Esa es la respuesta dada por el Ayuntamiento de Othón P. Blanco a la Procuraduría de Protección al Ambiente, a la que debe tres milloncitos de pesos por concepto hacer mal su chamba en cuanto a disponer de la basura como la ley el sentido común mandan.
 
Y COMO al parecer todavía tardarán un poco en juntar la lana, pues no les ha quedado de otra más que ofrecer pagar con servicio comunitario, igualito que en las películas, donde a los reclusos los sacan con uniforme naranja o a rayas y grillete al tobillo, para excavar zanjas, barrer calles y cortar césped en los camellones, mientras son vigilados por severos guardianes de la ley que usan lentes Ray Ban.
 
AHORA BIEN, ¿cuánto son tres millones de pesos en trabajo social, cómo se calcula eso? Y más importante: ¿a qué le llaman trabajo social?, porque si pretenden saldar la deuda con limpieza de espacios y cositas por el estilo se antoja como tomadura de pelo, porque esas actividades entran dentro de sus obligaciones como autoridad, ¿o no?
 
COMO SEA, lo importante aquí es que el municipio liquide su adeudo y que los servicios mejoren en bien de la población actual y futura, porque no olvidemos que ahí, tras lomita, ya vienen asomando la Sectur y el Tren Maya, que requerirán de una ciudad que funcione en su infraestructura para que puedan instalarse en ella.
 
POR LO pronto y para que se vea que la Procuraduría no es un acreedor malora, ya obsequió al municipio 35 botes de basura bien grandotes para ayudar un poco con este problema, uno de varios que arrastra la capital del estado desde hace rato.