Tardan cuatro horas en cerrar ducto… y explota

70

El funcionario explicó que las primeras imágenes captadas por militares indicaban que se trataba de una fuga vieja.

Claudia Guerrero/ Reforma

Las autoridades tardaron cuatro horas en cerrar el ducto que explotó el pasado viernes en Tlahuelilpan, Hidalgo, y que hasta ayer había dejado un saldo de 85 muertos. Entre la detección de la fuga, registrada a las 14:30 horas, y el cierre del ducto, reportado a las 18:20, transcurrieron casi cuatro horas.

A las 18:52 se alertó al cuerpo de bomberos local sobre una explosión en la zona de la fuga.

Frente al Presidente Andrés Manuel López Obrador, el Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, reconoció que Pemex tardó casi cuatro horas en cerrar las válvulas del ducto.

Cuestionado sobre las razones que tuvo la empresa para cortar el flujo hasta esa hora, explicó que, en un primer momento, no se consideró que la fuga fuera relevante. “Hay un protocolo que establece en qué momento debe cerrarse una válvula y es cuando baja a determinado nivel de presión.

Tengo los datos, pero no quisiera enredarme técnicamente, baja a determinado nivel y es a partir de ahí que deben de cerrarse las válvulas. “A las 14:30, que llega el personal militar, esas válvulas tienen una salida, una fuga mínima.

Es hasta que se incrementa la fuga y que llega al nivel que establecen los parámetros de seguridad, que se cierran las válvulas, y esto sucede a las 18:20”, planteó el secretario Durazo.

El funcionario explicó que las primeras imágenes captadas por militares indicaban que se trataba de una fuga vieja, que llevaba ahí “mucho tiempo”. ¿Pudo ser una fuga no provocada?, se le preguntó. “Eso tendrá que ser producto de la investigación. No está en mi ámbito poder proporcionar información en ese sentido”, respondió.