Desconoce Supremo Asamblea venezolana

75

Arremete, otra vez, Gobierno contra Cámara liderada por la Oposición.

Staff Reforma

CARACAS.- El Tribunal de Justicia de Venezuela (TSJ) intentó desacreditar a la opositora Asamblea Nacional. El máximo órgano judicial del país anuló ayer todas las operaciones recientes del Parlamento, que fue declarado en desacato y despojado de casi todas sus facultades en 2016 luego de que el oficialismo perdiera la mayoría de los escaños.

Entre las medidas, se consideró como nulos los recientes acuerdos que aprobó la Cámara para deslegitimar el recién estrenado segundo mandato de Nicolás Maduro, a quien calificaron como un usurpador de la Presidencia.

“La Asamblea Nacional no tiene junta directiva válida, incurriendo la írrita (sin validez) directiva de 2019, 2017 y 2018 en usurpación de autoridad y todos sus actos son nulos de nulidad absoluta”, dijo el Magistrado Juan Mendoza, presidente de la Sala Constitucional. Respecto al acuerdo que desconoce a Maduro como Presidente, el Tribunal declaró que implica un acto de fuerza que pretende derogar el texto constitucional.

En su sesión a principios de mes, el Parlamento ratificó también congelar los activos del Gobierno venezolano e invocar las medidas constitucionales para convertir al presidente del órgano, Juan Guaidó, como Mandatario interino hasta que se celebren unas nuevas elecciones transparentes.

“No hay nada nuevo con lo que sacaron los Magistrados, no hay absolutamente nada nuevo que decir al respecto, este Parlamento se mantiene muy firme con las decisiones tomadas”, dijo Guaidó. Alzando un ejemplar de la Constitución, el presidente más joven en la historia de la Cámara afirmó que la fuerza de ese órgano reside en que cuenta con el respaldo del voto popular.

“Los que están al margen de la ley son los que no tienen voto para usar los símbolos de poder. (…) Éste es el único poder público que ha sido electo por el voto de todos los venezolanos”, sentenció, y llamó al país a manifestarse mañana en contra de la usurpación de Maduro.

El opositor fue reconocido por casi todos los Embajadores en Caracas y por organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) quien condenó el nuevo mandato.

Asimismo, el Grupo de Lima –a excepción de México–, así como otros Gobiernos latinoamericanos anunciaron que no reconocían los comicios del pasado mayo, en los que los partidos de la Oposición no participaron y en los que menos de la mitad de los venezolanos salieron a votar. Maduro obtuvo más del 70 por ciento de los votos en esas elecciones.

Por su parte, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, JohnBolton, tachó la decisión del TSJ como un gesto vacío. En un mensaje de Twitter, reiteró que el Gobierno estadounidense considera a la Asamblea la única entidad demócratica legítima del país.