Amenaza derrumbe oficinas de Profeco

93

Las oficinas de la subdelegación de la Profeco en Chetumal se ubican en el centro de la ciudad, en una zona donde se han registrado socavones en semanas recientes.

 
 
 
 
 
POR: LAURA CRUZ
CHETUMAL, Q. ROO.- Las oficinas de la subdelegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en la capital del estado están en riesgo de derrumbe por la zona en la que se ubican, en el centro de la ciudad, donde se han registrado hundimientos en semanas pasadas.
 
Ante ello, el año pasado se solicitó su reubicación, una vez que la Coordinación de Protección Civil emitió la recomendación de cambiar de lugar la sede de la dependencia, a raíz de los desfondes que sufrieron las instalaciones que se ubican en ambos costados.
 
Sin embargo, debido al proceso de transición del gobierno federal, la probable mudanza se encuentra detenida, a la espera de lo que indiquen los nuevos funcionarios federales, así lo informó Anareli Cadiñanos Flores, titular de la Profeco en Chetumal.
 
“Dependemos de que a nivel nacional nos autoricen ese cambio. Desde que ingresaron los nuevos funcionarios se retomó la idea y ya se les enviaron todos los expedientes que me han solicitado y se está trabajando para que se dé el cambio lo más pronto posible”, detalló.
 
Las oficinas de la Profeco se localizan en la avenida Álvaro Obregón, entre las avenidas Independencia y Francisco I. Madero, en el centro de la ciudad, donde hace casi un año ocurrió un socavón por una fuga de agua.
 
La zona es considerada peligrosa por presentar riesgo de derrumbe, incluso la edificación que se encuentra a un costado de las oficinas de la Profeco está acordonada y desocupada, pues ya se han desgajado partes del techo y paredes, además de que presenta hundimiento a nivel de calle.
 
Cadiñanos Flores destacó que ya se enviaron propuestas de posibles sedes para reubicar la subdelegación de la Profeco, pero serán las oficinas centrales las que decidan sobre ello, con base en que el lugar se ubique en una colonia céntrica o avenida principal, accesible por transporte público, para que las personas puedan acudir a ella con facilidad.
 
“Quisimos prevenir la situación, no esperar a que se nos fisure el techo, no esperar a que se caigan las escaleras, no esperar a que se haga un desfonde total para solicitar el cambio. De manera preventiva, desde que vimos el derrumbe de un lado y del otro del edificio, solicitamos el dictamen y ver la posibilidad de cambiarnos”, destacó Cadiñanos Flores.
 
Precisó que mover toda una oficina es complicado por la antigüedad que tienen en el lugar y la conectividad del sistema con el que cuentan, ya que trabajan con una red de conexión de monitoreo a nivel nacional; sin embargo, espera que el cambio se dé pronto para no poner en riesgo la integridad física de los 10 trabajadores que laboral allí, así como de los consumidores que diariamente asisten a hacer algún trámite.