Impulsan Alemania y París UE con pacto

77

El pacto nace, sin embargo, con una ambición mermada, de la mano de dos líderes debilitados.

Staff Reforma

AQUISGRÁN, Alemania.- Francia y Alemania renovaron ayer su histórica alianza con la vista puesta en los desafíos mayúsculos a los que se enfrenta una Unión Europea débil y fragmentada.

La firma del Tratado de Cooperación e Integración franco-alemán, también conocido como Tratado de Aquisgrán, fue un acto cargado de simbolismo que Angela Merkel y Emmanuel Macron aspiran a que ocupe un lugar destacado en la historia, como lo hizo el Tratado de reconciliación en 1963 y que busca allanar el camino para la integración europea.

El pacto nace, sin embargo, con una ambición mermada, de la mano de dos líderes debilitados y hasta ahora renuentes a acometer las anunciadas reformas que precisa la Unión, de acuerdo con El País.

“El nuevo tratado, responde a la necesidad de hacer frente a los tiempos actuales, marcados por la amenaza del populismo y el nacionalismo; y por lo que representa el Brexit para la Unión Europea”, destacó la Canciller.

“Setenta años después de la Segunda Guerra Mundial, lo que parecía sólido se cuestiona. Necesitamos nuevas bases para la cooperación en la UE”, agregó.