Quintana Roo ya tenía bases para Tren Maya

92

El estado intentó una obra similar hace 16 años

 
 
POR: MARCO ANTONIO BARRERA
CANCÚN. Q. ROO.- Están sentadas las bases para construir el Tren Maya en el sureste mexicano como pretende el gobierno federal. Restaría conocer las especificaciones técnicas para determinar el alcance y costo económico del proyecto.
 
Víctor Manuel Alcérreca consideró que sería inviable usar trenes de alta velocidad debido a que se carece de electricidad en toda la ruta planteada.
 
Respecto al eventual uso de aparatos de levitación magnética, dijo que “ni soñar que uno de esos lo vayamos a meter”.
 
El exsecretario de Gobierno de Quintana Roo entre 2002 y 2003, mencionó que los derechos de vía de carreteras son suficientes para instalar tendidos férreos, pues hay 12 metros de terreno disponible y la colocación puede hacerse en tan solo cuatro.
 
No obstante, aclaró, que dependerá del proyecto ejecutivo para determinar si habrá una sola vía, con sistemas tecnológicos de control, o se tendrán que colocar una de ida y otra de vuelta.
 
La utilización de los derechos de vía evitará también daños a la ecología y problemas con la propiedad de la tierras, que de existir “mandaría el proyecto a no sé dónde y a no sé cuánto”, refirió.
 
En entrevista, destacó que las vías de ferrocarril que se rehabilitarán en Campeche, Yucatán y Quintana Roo cumplen con la norma internacional de amplitud de rieles para el transporte que se pretende operar.
 
Respecto a la rapidez de las máquinas que recorrerán el sureste mexicano, aseguró que dependerá de sus características técnicas, si son autónomas con uso de combustible o del tipo eléctrico.
 
“Hay muchos espacios de la vía que no tienen suministro eléctrico y debes tener electricidad para moverlo o para generar un proceso de levantamiento de colchón de aire magnético, que son los trenes más rápidos que hay”.
 
Pese a que el Tren Maya correrá en un terreno plano, el tiempo de desplazamiento tendrá que ver con la cantidad de estaciones que se proyecten y los ángulos de curvas que tengan las rutas.
 
“No sé en cuantas partes lo vayan a dividir, pero debe haber algo que sea homogéneo para todo. No puedes decir aquí el tren va a correr a tanto y aquí va correr a otro”, indicó Alcérreca Sánchez.
 
Cabe señalar que Quintana Roo intentó crear su propio tren hace 16 años. Un transporte de calidad que conectara al norte y sur.
 
El plan pretendió desarrollar un tren urbano en Cancún y enlazar este destino con Playa del Carmen y Tulum, que a su vez conectaría con Cafetal, Mahahual y Chetumal.
 
Fue en el gobierno estatal de Joaquín Hendricks que se trató de integrar un tren urbano al destino de playa, que recorriera la zona hotelera, el Centro y el aeropuerto. Se planteó también la construcción del Puente Bojórquez.
 
En entrevista con Luces del Siglo el exmandatario estatal reconoció que el Tren Maya es coincidente con ese proyecto antiguo de Quintana Roo.
 
“Si habláramos de justicia, debemos reconocer que no hemos estado con los brazos cruzados en Quintana Roo, que también hemos estado pensando en qué hacer y cómo hacerle”.
 
Como parte de las adecuaciones normativas se creó la Ley de Transporte Ferroviario para el Estado de Quintana Roo.
 
“Se hicieron muchos estudios con la finalidad de determinar la viabilidad de ese proyecto. Se hicieron estudios sobre posibilidades de disponer de la tierra y de cuestiones ambientales pero consideramos que la Ley Ferroviaria era muy importante para que diera el marco jurídico para la construcción más sólida del proyecto”, indicó Hendricks Díaz.
 
En aquel momento, la preocupación principal de su gobierno fue la biósfera de Sian Ka’an.
 
“Siempre nos frenamos un poco pues eso tendría que manejarse a otro nivel, pero cuando menos de Cancún a Tulum las condiciones estaban dadas”, concluyó.