Alerta por estragos a Cancún y Riviera

115

Para los próximos 60 años se prevé una alta vulnerabilidad costera en Cancún y Riviera Maya debido a los estragos del cambio climático.

POR: SERGIO GUZMÁN
CANCÚN, Q. ROO.- De acuerdo con un estudio conjunto entre la Secretaría de Turismo (Sectur), la Academia Nacional de Investigación y Desarrollo (Anide), y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), esta región presentará un aumento del nivel del mar de 3 milímetros en promedio anual, pérdida de playas de hasta 16 metros por año y de incremento en la temperatura de 3.3 grados centígrados durante ese periodo.

Además, se contempla una disminución de lluvias de entre 15 y 21 por ciento, pero con alto grado de inundaciones por fuertes precipitaciones pluviales y huracanes.

Debido a esto, la asociación ADAPTUR, auspiciada por el Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección a la Naturaleza y Seguridad Nuclear de Alemania, lleva a cabo un proyecto en esta zona del Caribe mexicano con el fin de apoyar al sector turístico en la adaptación al cambio climático y mitigar las consecuencias.

“La variabilidad del clima y los cambios en los patrones climatológicos pueden afectar directamente la planificación de los programas turísticos y las operaciones diarias”, indica Rosaura Cuevas, representante de ADAPTUR en Riviera Maya.

Los sitios que corren riesgo por las afectaciones del cambio climático son las playas, arrecifes coralinos, biodiversidad marina, manglares, sitios arqueológicos y en general la infraestructura turística.

“Algunos de los problemas ambientales que actualmente impactan la calidad de la experiencia turística y, por ende, la competitividad de la región, se encuentran vinculados con la alteración de la dinámica natural de los ecosistemas, principalmente derivados de la mala calidad del agua, el desarrollo desordenado de actividades turísticas y el crecimiento de la infraestructura urbana”, agrega el documento de presentación de la asociación, que también tiene proyectos en Riviera Nayarit y San Miguel de Allende.

“Estamos vertiendo 110 millones de toneladas de contaminantes generadores de calentamiento en la atmósfera cada 24 horas debido a la actividad humana en el mundo”, señala Nashieli González, directora de Ideas Sustentables, una consultora en temas ambientales.

Entre las recomendaciones que hace el estudio de Sectur, Anide y Coancyt resalta que se debe concretar el empoderamiento de las autoridades municipales y de los distintos sectores de toma de decisiones con enfoque de cambio climático y protección civil, para la adecuada gestión del riesgo.

“La corresponsabilidad de los sectores y los distintos órdenes de gobierno debe tener una proyección a largo plazo, con la claridad de la importancia que requiere la adaptación al cambio climático”, indica el informe.

Sobre las medidas de adaptación que se necesitan, el reporte menciona estas como las más relevantes: instrumentos normativos y de política pública de carácter municipal; fortalecimiento de capacidades institucionales; programas de protección civil; investigación científica y tecnológica; fortalecimiento de capacidades sectoriales; políticas públicas para el cuidado de los recursos naturales y protección al ambiente; implementación de un sistema de alerta temprana; normatividad en transporte y vialidades; mejoramiento en el manejo de residuos; enfoque en educación para la prevención de riesgos.