Inspiran inseguridad casas abandonadas

74

El fraccionamiento Américas III, en Chetumal, registra alrededor de 70 casas abandonadas, cuyo deterioro “invita” a delincuentes a usarlas de guaridas.

POR: LAURA CRUZ
CHETUMAL, Q. ROO.- No es una colonia “fantasma”, pero en algunos tramos parece que lo fuera.

El fraccionamiento Américas III cuenta con aproximadamente 70 casas abandonadas, las cuales no sólo deprecian el valor de los hogares restantes sino que añaden una pizca de inseguridad a quienes viven cerca de ellas.

Los motivos por los que sus dueños no las ocupan son desconocidos por los vecinos, pero pueden ser diversos, principalmente por la lejanía del lugar, así como por la inseguridad que persiste en sus calles.

Al respecto, Julieta Guadalupe Rodríguez, presidenta del comité de vecinos del fraccionamiento, relata que lo más preocupante del tema es que aparte del número de casas-habitación abandonadas, viven muy cerca del basurero municipal, lo que causa un severo problema de contaminación entre sus pobladores.

“Enfrente de mi casa tengo tres casas abandonadas, de las cuales yo me encargo con mi esposo de limpiarlas; nos afecta porque aquí viene mucha gente, vienen taxistas y lo usan de hotel”, acusa.

Además, la misma situación de abandono influye para que las casas se deterioren con mayor celeridad, lo que las vuelve ideales para que amantes de lo ajeno se escondan antes o después de cometer un atraco, situación que pone en riesgo la vida de sus habitantes.

La vecina afectada comenta que tan sólo en el fraccionamiento Américas III viven alrededor de cuatro mil familias, pues aunque las casas son muy pequeñas, en algunas viven varias a la vez, inmersas en situaciones vulnerables.

Quien es presidenta del comité de vecinos señala que tanto autoridades municipales como estatales mantienen a la colonia en total descuido, pues es conocido por todos que han ocurrido hechos aislados de vandalismo y violencia en sus calles.

El problema se recrudece, dice, porque la zona carece de transporte público, como combis o autobuses, mientras que los taxistas se niegan a llegar hasta la colonia por su lejanía y peligrosidad.

“Hablo a nombre de todos los vecinos, porque sé que ellos nos respaldan, ya estamos cansados de vivir así. El otro tema que tenemos son las áreas verdes, porque los dueños no las limpian o no las mantienen limpias y todo eso lo agarran de basurero, entonces las personas que vivimos cerca somos perjudicados”, denunció.