NIDO DE VÍVORAS

99

HUBO UNA vez un partido político que se hacía llamar “de la Revolución Democrática”.

 
 
 
POR: ALBERTO CHUC
HUBO UNA vez un partido político que se hacía llamar “de la Revolución Democrática”, que entre su simbología manejaba un estilizado símbolo al que se referían como “el sol azteca”, quizá para tratar de enfatizar su cercanía con la gente.
 
PUES BIEN, hará cerca de tres décadas que dicho partido se fundó y desde entonces, más que resplandecer en el cielo político nacional ahora vive una especie de largo atardecer que anticipa una quizá todavía más larga noche.
 
PORQUE DE estar a un tris de ganar la presidencia del país en su mejor momento, el PRD de hoy languidece incluso en el que antes era su dominio incontestable, la Ciudad de México, y ni qué decir de Quintana Roo, donde su presencia es poco más que testimonial.
 
TAL ES la incertidumbre que rodea a los perredistas locales, que todavía no saben qué onda con las elecciones de junio, si van a participar y cómo, porque su dirigencia nacional no ha dicho ni pío.
 
ASÍ, MIENTRAS los demás partidos ya andan registrando a sus precandidatos, el muy eclipsado PRD sólo sabe que aspira a ir en equipo con el PAN y con el PES, partido este último que ni siquiera tiene registro.
 
PERO COMO en política los partidos suelen tener más de una vida (y para ello tenemos ejemplos como Nueva Alianza o el citado Encuentro Social), el PRD aspira a tener su propia leyenda de los cinco soles para resurgir a una nueva era de esplendor.
 
¿LES ALCANZARÁ? Eso lo sabremos el 3 de junio.
***
AUTOSABOTAJE, AUTOGOL, llámelo como quiera, pero el hecho de que la mayoría de los municipios en el estado (salvo Tulum, Cozumel y Solidaridad) no hayan presentado proyecto deportivo alguno ante la Comisión de la Juventud y el Deporte es una muestra de que no han entendido de qué va el juego.
 
NO SE trata de presentar planes para construir canchas u organizar carreras de 10 o 15 kilómetros para “fomentar” el deporte, sino de tener un auténtico proyecto que integre las actividades deportivas entre la comunidad a todos sus niveles.
 
¿ACASO NO una de las mayores preocupaciones de todos en Quintana Roo es la seguridad pública y taclear a la delincuencia? Esa es una de las mayores demandas de la población y precisamente una de sus aristas es la cohesión comunitaria, que suele lograrse a través de actividades de distinto tipo, entre ellas las deportivas.
 
ES DECIR, un proyecto deportivo claro y ambicioso forma o debería formar parte de la agenda de seguridad del estado y de los municipios, pero eso los presidentes municipales parecen no entenderlo, o no les importa.
 
CIERTO, HAY asuntos como la basura en Othón P. Blanco, la inseguridad en Benito Juárez o las “estorbosas” leyes ambientales que no dejan autorizar hoteles en la reserva natural de Yum Balam en Lázaro Cárdenas, además de que la mayoría de los Ayuntamientos también arrastra deudas millonarias, entre otros asuntillos pendientes.
 
TODOS ESOS problemas del día a día deben atenderse, pero queda claro que la mayor parte de las administraciones municipales actuales carece de una visión que rebase la banqueta.
 
Y LUEGO quieren que los reelijan…