Advierte ONU-DH riesgos contra transparencia

186

El representante del Alto Comisionado Naciones Unidas para los DH, Jan Jarab, sostuvo que el derecho de protección a los datos personales no es un derecho absoluto y debe mantener un equilibrio respecto de otros derechos fundamentales.

Por: Rolando Herrera/Agencia Reforma
CIUDAD DE MÉXICO 28-Jan-2019 .-El representante del Alto Comisionado Naciones Unidas para los DH, Jan Jarab, dijo que la protección de datos personales no debe usarse para ocultar violaciones a los derechos humanos ni utilizarse contra las propias víctimas al obstaculizar la investigación de personas desaparecidas.

Al participar en el foro organizado en el INAI por “El Día Internacional de Protección de Datos Personales 2019”, Jarab sostuvo que el derecho de protección a los datos personales no es un derecho absoluto y debe mantener un equilibrio respecto de otros derechos fundamentales.

“En México, vemos hoy, frecuentemente, una interpretación formalista de la protección de los datos personales, una interpretación que lleva a situaciones tan incongruentes como poner en riesgo la vida de una persona aduciendo la protección de sus datos personales”, aseveró.

Jarab sostuvo que en el caso de las personas desaparecidas, muchas de los familiares de éstas víctimas han sufrido la negativa de poder acceder a los registros telefónicos o bancarios de los ausentes con el argumento de que se violarían sus datos personales, circunstancia que dificulta las investigaciones.

“Denuncian las desapariciones, solicitan que se busque información, información que puede ser de gran importancia si se obtiene y se usa en las primeras horas después de la desaparición. Información de llamadas telefónicas o movimientos financieros, de sus familiares desaparecidos y, se les niega y obstaculiza, aduciendo la protección de datos personales y entonces las búsquedas no avanzan”, expuso.

El diplomático mencionó que los datos personales tampoco deben reservarse cuando se trate de delitos graves, pues debe garantizarse el derecho de la sociedad a conocer la verdad.

“La información sobre quiénes perpetraron, por ejemplo, los crímenes nazis en Europa, pero también los hechos como la matanza de Tlatelolco, ese tipo de información no puede permanecer oculta frente a las víctimas y frente a toda la sociedad que tiene derecho a saber”, sostuvo.

En su turno, Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos hizo un llamado a repensar los datos que se reservan en las recomendaciones que éste órgano emite pues, al testar, por ejemplo, el nombre de los funcionarios responsables de las violaciones a los derechos fundamentales, éste instrumento pierde fuerza.

“El anonimato de los autores de tales actos de violatorios reduce la eficacia ejemplar que debiera imponer una recomendación a la autoridad ejecutora de hechos determinados como violatorios a los derechos humanos”, mencionó.

“Y, ¿por qué señalo esto? Si ustedes se asoman al contenido de las recomendaciones, son inentendibles respecto de las autoridades responsables: ‘AR1 le dijo a AR5 y este le contestó a AR18’ y la eficacia de la ejemplaridad se va diluyendo. Creo que ahí hay un debate que debemos sostener”.

Actualmente, explicó, los nombres de los funcionarios responsables sólo pueden revelarse hasta que existe una sentencia definitiva del Poder Judicial en su contra, no obstante que la facultad de la CNDH es emitir las recomendaciones con base en los elementos que ella misma recaba y determinar en ese nivel la responsabilidad de los implicados.