Reta a Tren Maya rezago de estados

62

Concentra Quintana Roo infraestructura hotelera y llegada de viajeros internacionales.

Verónica Gascón/ Reforma

El Tren Maya no distribuirá por sí solo los 18 millones de viajeros que moverá por los cinco estados involucrados en el proyecto, debido a la disparidad en infraestructura turística y de conectividad que tienen los destinos. Francisco Madrid, académico de la Universidad Anáhuac, dijo que hay un desequilibrio enorme en infraestructura hotelera en Chiapas, Yucatán, Campeche, Tabasco y Quintana Roo.

“En la región norte de Quintana Roo hay más de 100 mil habitaciones y Mérida (Yucatán) tiene 7 mil habitaciones y una vocación más nacional que internacional”, dijo. Quintana Roo cuenta con casi 101 mil cuartos y mil 67 hoteles al cierre del 2017, según el servicio Datatur, de la Secretaría de Turismo. En contraste, Chiapas tiene mil 2 hoteles y 21 mil 912 cuartos.

Yucatán tiene 13 mil 76 habitaciones; Tabasco, 12 mil 647, y Campeche 8 mil 585, casi 12 veces menos que Quintana Roo. Las terminales aéreas de las principales ciudades de los cinco estados reciben flujos dispares de pasajeros. Al de Cancún arribaron 11.3 millones de turistas en los primeros 11 meses del año pasado.

En tanto, el de Mérida reportó 1.1 millones de viajeros en el mismo periodo, el de Villahermosa 542 mil y el de Tuxtla 626 mil, según cifras de Datatur. Cancún es el que más turistas recibe, pues entre enero y noviembre pasados llegaron a este destino 3.7 millones de pasajeros americanos, casi una tercera parte de los que arriban al País.

El especialista consideró que el tren puede tener el efecto de distribuir el turismo que llega a Quintana Roo a otros estados de la Península, pero se requiere más conectividad aérea y carretera.

“Desde el punto de vista de mercado, hay más posibilidad de que funcione mejor en el corto plazo el corredor Cancún-Tulum, porque hay flujos suficientes de turismo”, dijo Madrid. A la falta de infraestructura turística, se suma que hay estados donde el turismo no es su principal vocación económica. Jorge Manos, Secretario de Turismo de Campeche, reconoció que la vocación del Estado ha sido netamente petrolera, por Ciudad del Carmen.

“Ahora tenemos que alinear todas las políticas públicas para que nos vaya muy bien en materia turística”, dijo. El también presidente de la Asociación de Secretarios de Turismo consideró que el Tren Maya debe atraer además inversionistas. “Los gobiernos estamos trabajando con Fonatur para ver muy bien dónde poner las estaciones de servicio (del tren) y una vez que se haga la inversión tendremos listo al personal”, señaló Manos.

En Yucatán, la actividad turística es dinámica, con un incremento de 14 por ciento de llegadas al Aeropuerto Internacional de Mérida, pero 80 por ciento de los viajeros son nacionales y 20 por ciento extranjeros.

Michel Fridman, Secretaria de Turismo del Estado, expuso que se han planteado como política atraer viajeros europeos y norteamericanos. “Tenemos un clima de seguridad que sin duda es una ventaja por encima de otros destinos; la oferta se está perfeccionando, cada vez hay una mayor oferta de restaurantes y hoteles tipo boutique, estamos desarrollando nuevos productos y eventos”, expuso.

Sin embargo, dijo, aún es temprano para conocer el potencial que puede traer consigo esta obra, que está calculada en 150 mil millones de pesos.