Invade la inseguridad al mercado 28

50

El cobro actual por dicho impuesto, es de 300 pesos mensuales por cada uno de los 291 locales que tiene el mercado.

 

IVÁN CADENA

CANCÚN, Q. ROO.- Luego de la desaparición de siete personas, entre ellas guardias de seguridad del mercado 28, comerciantes adheridos al zoco acudieron a las instalaciones del palacio municipal de Benito Juárez para solicitar que se refuerce la vigilancia en la zona.

 

De acuerdo con uno de los asistentes a la reunión –el cual solicitó el anonimato por cuestiones de seguridad–, durante los últimos tres meses han sido privados de su libertad al menos cinco guardias que ahí laboraban y dos empleados del mercado.

 

Ante esta situación, Jesús Pérez Abarca, secretario de Seguridad Pública Municipal, se comprometió a reforzar los patrullajes en la zona e informar sobre los trabajos realizados en los alrededores del mercado, pero hasta la fecha no ha cumplido del todo.

 

“El secretario de Seguridad nos ofreció muy cordialmente darnos todo el apoyo, siguen entrando los rondines al mercado, las patrullas y nos ofreció también que en alguna asamblea él podría acudir, pero hasta la fecha parece ser que ha estado muy ocupado y lo entendemos, pero podemos adaptamos a sus horarios”, declaró uno de los locatarios.

 

Añadió que esta situación ha preocupado a más de uno de los propietarios de locales, por lo que decidieron adelantar la reunión con algunos de los regidores del municipio; sin embargo, dicha asamblea fue cancelada, debido a la presencia de personas ajenas al mercado.

 

“Debido a lo delicado de la situación, decidimos cancelar la reunión porque detectamos a personas que no pertenecían al mercado y no sabemos qué es lo que hacían aquí”, expuso. Derivado del tema de seguridad, la administración del zoco planea incrementar el cobro de las tarifas por impuesto de mantenimiento del inmueble, pues argumentaron que de ese dinero sale para darle mantenimiento a las instalaciones del recinto y pagar por seguridad privada.

 

El cobro actual por dicho impuesto, es de 300 pesos mensuales por cada uno de los 291 locales que tiene el mercado; no obstante, no todos cumplen con dicho importe, por lo que buscan aumentarle 20 pesos.

 

La reunión que fue cancelada, se postergó para la semana próxima y se realizará en las oficinas de administración del mercado para que todos los propietarios de locales acreditados puedan asistir y estén al pendiente de la situación que se vive actualmente.

 

“Se decidió realizar la reunión la semana entrante para que puedan asistir los locatarios acreditados (dueños) y sepan lo que pasa actualmente en el mercado que afecta no solo a ellos, sino a los clientes que ahí llegan para comprar algún souvenir o comer algo”, finalizó uno de los entrevistados.