AMLO: calificadoras, cómplices e hipócritas

35

El presidente López Obrador volvió a arremeter contra la reforma energética.

 

 

POR: ARIEL NOYOLA

 

CANCÚN, Q. ROO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) volvió a arremeter contra la reforma energética, a la que consideró un “fracaso”.

 

En su conferencia de prensa matutina, el político tabasqueño dijo que calificadoras de riesgo como Fitch Ratings habían actuado como “cómplices” ante los cambios constitucionales –realizados durante la administración de Enrique Peña Nieto-, ya que los grandes volúmenes de inversión extranjera directa que se habían prometido para Petróleos Mexicanos (Pemex) “no llegaron”.

 

Esto luego de que la agencia de calificación Fitch degradara la nota de la deuda de Pemex. López Obrador dijo que, paradójicamente, la calificadora había guardado silencio mientras las riquezas de la Nación eran rematadas, mientras que ahora, justo cuando se está combatiendo el robo de combustible, la agencia sale a criticar la gestión del nuevo gobierno.

 

“Permitieron el saqueo, avalaron la llamada reforma energética, sabían que no llegó la inversión extranjera y que no se incrementó la inversión en Pemex, y que eso fue lo que produjo la caída en la producción petrolera, y nunca dijeron nada, guardaron un silencio cómplice, y ahora que estamos recuperando a Pemex, salen con sus recomendaciones, o tratando de calificar sobre el desempeño de Pemex”.

 

Según los criterios de la agencia de calificación estadounidense, la degradación en las notas de escala internacional en moneda extranjera bajó de ‘BBB+’ a ‘BBB-’ y en escala nacional de largo plazo a ‘AA(mex)’, desde ‘AAA(mex). Fitch Ratings sostiene que la baja de la calificación obedece a la generación negativa y persistente del flujo de fondos libre (FFL), además de que las inversiones en Pemex en las áreas de exploración y producción son insuficientes.

 

La calificadora, que tiene sus oficinas centrales en Nueva York, considera que las medidas adoptadas por el gobierno de López Obrador en relación con Pemex no bastan para contrarrestar el deterioro del perfil crediticio de la denominada “empresa productiva del Estado”.

 

Fitch Ratings advierte que, de no tomar acciones para que la empresa supere sus dificultades financieras, incluso se corre el riesgo de sufrir interrupciones en el abastecimiento de combustible, provocando estragos sociales y económicos.

 

“¿La calificadora ha tomado en cuenta, como dicen los tecnócratas, esta variable? ¿Tomó en cuenta la calificadora que, por la intervención de nuestro gobierno, nos vamos a ahorrar 30 mil millones de pesos que teníamos que haber devuelto, como era la mala costumbre, a quienes solicitaban que se les regresara el Impuesto Sobre la Renta?”, cuestionó.