Congelan proyecto de ducto en Q. Roo

56

Propone una Terminal de Almacenamiento y Reparto de combustibles.

 

SERGIO GUZMÁN

CANCÚN, Q. ROO.- Contar con un centro de distribución y almacenamiento de combustible, con ducto propio, capaz de garantizar la demanda estatal durante diez días, es un proyecto que en los cuatro años ha permanecido en la congeladora de la tramitología burocrática.

Desde octubre de 2014 la empresa Trans Fluid S.A. de C.V. ingresó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) un plan de desarrollo para la construcción de una Terminal de Almacenamiento y Reparto (TAR), una plataforma de recepción de productos en aguas marinas y su respectivo ducto de conexión, en una zona del municipio de Solidaridad.

Incluso, presentó la Manifestación de Impacto Ambiental y ni así hubo luz verde por parte de la Semarnat.

La idea de este proyecto era darle solvencia y fluidez al reparto de combustibles a toda la entidad a través de la instalación de lo que la compañía denominó como TAR Caribe, cuyo diseño permitía almacenar 355 mil barriles de volumen neto de operación con una capacidad nominal de 420 mil barriles.

Los productos se repartirían de la siguiente manera: dos tanques de turbosina con capacidad de 80 mil barriles cada uno; dos tanques de gasolina Magna, para 80 mil barriles cada uno; un tanque de gasolina Premium, para almacenar 30 mil barriles; y dos tanques de diésel, con capacidad para 30 mil barriles cada uno.

El ducto, por otra parte, constaba de tres líneas de tubería de 16 pulgadas con trayecto a partir del punto de conexión marítima con destino hacia los tanques de almacenamiento ya descritos.

Y es que, de acuerdo con datos ofrecidos por la propia empresa Trans Fluid, el mayor porcentaje de traslado de gasolinas y diésel hacia Quintana Roo viene de Puerto Madero, Tamaulipas, lo cual implica 24 mil 268 viajes de pipas, que en total suman 9 millones 534 mil 665 kilómetros de recorrido.

Así es que la TAR Caribe, que se pretendía construir en el terreno llamado “Los Rizos, Fracción 1”, localizado 4 km. al oeste de la carretera federal que comunica a los municipios de Solidaridad y Tulum, a 60 km. de Cancún, a 20 km. de Cozumel, y a 8 km. al sur de Playa del Carmen, iba a representar un cambio drástico en la dinámica de abastecimiento de combustibles con el ahorro en kilómetros recorridos por pipas, situación que se traduciría en una considerable reducción en emisiones de Dióxido de Carbono en la región.

Y no sólo eso, sino que además iba a garantizar el abasto de combustibles en la entidad incluso después de eventos meteorológicos graves; así como el desahogo en las operaciones de la TAR Progreso y la TAR Mérida, ambas en el estado de Yucatán, que operan con saturación.