Intentaron ley sin éxito

186

Al inicio de la actual legislatura estatal se propuso una iniciativa de ley para apoyar a las personas con VIH Sida, pero fue desechada.

 

 

 

POR: MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Hace dos años, diputados de la XV Legislatura local impulsaron una propuesta de Ley para apoyar a los pacientes que viven con el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH) Sida. No salió bien y se vino abajo.

 

Quintana Roo, se dijo, sería la tercera entidad que tendría una Ley en la materia, después de la Ciudad de México y Campeche. En realidad, criminalizaba a los que se supone, debería ayudar.

 

Gamaliel Ovalle, activista y defensor de derechos humanos, calificó aquella propuesta de “retrógrada”. Lo imperdonable, asegura, fue que al portador de la enfermedad que “contagiara” sería sancionado, incluso con pena de cárcel. Otro error fue utilizar el término “contagio”, lo que denotó falta de sensibilidad.

 

Aseguró, en entrevista, que ambas acciones trasgredieron los derechos universales de quienes padecen la enfermedad, como se concluyó en un foro creado para su análisis entre organizaciones de la sociedad civil. Así, decidieron echarla abajo.

 

“En esa parte no estábamos de acuerdo nosotros. Como sabrás en otros estados se ha avanzado y nosotros sabemos que debe ser en corresponsabilidad. En vez de avanzar íbamos a meternos un autogol nosotros como organizaciones civiles si permitíamos esa ley; entonces, se vino abajo”, recuerda.

 

La propuesta fue ingresa por Laura Beristaín, entonces presidenta de la Comisión de Salud y Asistencia Social; Emiliano Ramos, de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública, y José Esquivel, de la Comisión de Planeación y Desarrollo Económico, el 29 de diciembre de 2016.

 

La iniciativa tenía el nombre de Ley para la Prevención del Virus de Inmunodeficiencia Humana y de Respuesta al Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida del estado de Quintana Roo y se integró por 71 artículos.

 

Planteó, entre otras cosas, la creación del Consejo Estatal para la Prevención y Respuesta del VIH Sida (Coesida) y del Coesida, su similar en el ámbito municipal.

 

El Coesida reuniría a los sectores públicos, social y privado para proponer y evaluar las políticas de prevención y atención, formular el plan estatal de prevención y respuesta y fungir como un organismo de consulta en materia de estrategias y programas de prevención y atención, entre otras facultades.

 

El otro, por su parte, se establecería en cada municipio y estaría encabezado por el presidenta municipal en turno. Participarían también regidores, los titulares del DIF y de la dirección general de Desarrollo Social Municipal, además de tres representantes de asociaciones civiles.

 

Tendrían la función, entre otros objetivos, de atender lo relacionado a la prevención, detección y atención de quienes padecen la enfermedad. Al final, la propuesta fue desechada y quedó en el olvido.