Evalúa Coparmex a gobierno estatal

167

Bien en transparencia, aceptable en desempeño, mal en corrupción…

 

CANCÚN, Q. ROO.- Aunque existe una “aceptable” confianza del empresariado local hacia el desempeño del gobierno del estado, la corrupción burocrática en los trámites públicos es una constante que afecta a la mayoría de los negocios del sector, evaluó ayer Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

 

Con base en la más reciente evaluación sobre el desempeño de los 32 gobiernos estatales en temas fundamentales como el manejo de la deuda pública, la transparencia presupuestaria, la inseguridad y la corrupción, el dirigente indicó que en Quintana Roo el 41.1 por ciento de los agremiados de Coparmex piensan que su gobernador está cumpliendo con el trabajo para el cual fue electo.

 

Tal calificación, añadió, es aceptable si se toma en cuenta que el gobernador Carlos Joaquín González fue el sexto mejor posicionado a nivel nacional, por debajo de Yucatán (66.2), Querétaro (62.2), Chihuahua (48.0), Guanajuato (47.5) y Nayarit (41.4).

En contraste, apuntó, el 53.8 por ciento de los empresarios manifestaron haber sido víctimas de corrupción en trámites públicos en el último año, lo que colocó a la entidad en el tercer lugar de mayor incidencia a nivel nacional, sólo por debajo de Guerrero (61.0) y de Chiapas (59.4).

 

Otro rubro en el que el gobierno estatal salió bajo fue en el de seguridad; el 55.7 por ciento de las empresas de Coparmex reportó haber sido víctima de algún delito durante el último año; en este indicador la entidad ocupó el lugar 19 de 32 estados.

 

Donde sí salió bien librado, fue en transparencia presupuestaria, en el manejo de los recursos públicos, ya que Quintana Roo sólo tiene pendiente de transparentar ante la Auditoría Superior de la Federación la cantidad de 46.2 millones de pesos, que representan apenas el 0.2 por ciento del monto total por aclarar en todo el país.

 

Después de Querétaro que tiene pendiente por aclarar el destino de 2.7 millones de pesos, le sigue en segundo lugar Quintana Roo con menos “dinero prófugo”; en el lado opuesto se ubican las cuentas de estados como Veracruz, que debe transparentar 3 mil 697 millones de pesos; Michoacán, 2 mil 722 millones; Oaxaca, 2 mil 599 millones o Chiapas, 2 mil 176 millones de pesos.

 

Ante empresarios reunidos ayer en la zona hotelera de Cancún, De Hoyos expuso que Quintana Roo es el segundo estado del país con más deuda per cápita, lo que en números representa que cada habitante debe 12 mil 800 pesos; sólo por debajo de los números de Nuevo León cuya deuda por persona es de 13 mil 962 pesos.

 

El semáforo de sostenibilidad de la Coparmex mantiene prendida la luz roja sobre la deuda pública de Quintana Roo, clasificada como de alto riesgo por “endeudamiento elevado” y bajas calificaciones crediticias, mismas condiciones en las que se encuentran otras once entidades. Por último, comentó De Hoyos, el estado está entre los primeras diez que ofrecen empleos formales con ingresos suficientes para cubrir la línea de bienestar; por cada 100 trabajadores, 77 gozan de estos derechos.