Pondrán orden a manejo de basura en todo el país

154

Con la creación de Organismos Operadores locales o regionales, la Semarnat busca ordenar la gestión de 44 millones de toneladas de residuos anuales.

 

 

Por: EVLYN CERVANTES / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la creación de Organismos Operadores locales o regionales, que trabajarán mediante un modelo de economía circular, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) busca ordenar la gestión de 44 millones de toneladas de residuos que se generan anualmente en el país.

 

Y es que el 90 por ciento de los residuos termina en tiraderos a cielo abierto o en rellenos sanitarios que no cumplen con la normatividad y son mal operados, de acuerdo con la Visión Nacional Hacia Una Gestión Sustentable de Cero Residuos, un reporte elaborado por la Semarnat.

 

Los impactos de un tiradero a cielo abierto o relleno mal operado se reflejan en la liberación de contaminantes al suelo, aire, mantos acuíferos, causando fauna nociva y focos de enfermedades.

 

Además, la contaminación generada por este tipo de tiraderos puede producir sitios contaminados, haciendo más costoso su tratamiento y atención, apunta.

 

Por esta razón, la Semarnat busca establecer un modelo sustentable de economía circular en la gestión de los residuos a través de Organismos Operadores y asociaciones intermunicipales, los cuales tendrán una Junta de Gobierno así como Consejos Técnico y Asesor.

 

“La conformación de los Organismos Operadores contará con la participación de sociedades cooperativas para organizar a recolectores urbanos, conocidos comúnmente como pepenadores, para que de esta forma cuenten con empleos formales y los beneficios que esto conlleva, como seguridad social, créditos para vivienda y jubilación”, explica el documento.

 

Para dar certeza jurídica y transparencia a los Organismos Operadores, se contará con la asistencia técnica del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de la Agencia de Cooperación Alemana al Desarrollo en México (GIZ).

 

“A través de la conformación de los Organismo Operadores, se crearán los mecanismos de certificación para los proveedores de servicio en las distintas etapas de la gestión de los residuos: recolección, acopio, almacenamiento, reciclaje, valoración y disposición final. Los costos por cada tipo de servicio serán establecidos y gestionados en coordinación con los Consejos Técnico y Asesor y el órgano de gobernanza de los Organismos Operadores”, indica.

 

Los Gobiernos municipales y estatales o empresas interesadas en conformar un Organismo Operador podrán acceder a una plataforma de asistencia técnica y financiera de organizaciones internacionales, pero deberán presentar ante la Semarnat un programa de trabajo, un presupuesto y deberán demostrar solvencia y sostenibilidad.

 

 

BANCOS DE MATERIALES

En la hoja de ruta que prevé la Semarnat para la gestión de los residuos, los tiraderos a cielo abierto serán transformados en Bancos de Materiales que generen mercados para materias primas recicladas.

 

Dichos Bancos, explica, se proveerán con los residuos provenientes de la recolección programada y diferenciada de los Organismos Operadores, así como con el acopio de los recolectores urbanos independientes.

 

“El Banco de Materiales estará abierto al público en general para la adquisición de refacciones, materiales y sustancias que puedan servir como segundo uso o materias primas recicladas. Se facilitarán los materiales a aquellas empresas que se dedican al reciclaje y transformación de materias primas, así como a los fabricantes que estén empleando materias primas recicladas en sus procesos”, señala la Semarnat.

 

Además, expone que los Bancos de Materiales podrán comerciar productos de segunda mano o remanufacturados en alianza con las empresas que se dediquen al reciclaje.

 

La política de comercialización de los Bancos se diseñará en apego a iniciativas específicas desarrolladas por las agencias de cooperación internacional como el BID, la GIZ, el PNUD y JICA, las cuales plantean valoración específica de residuos como aluminio, plásticos agrícolas, plásticos, residuos electrónicos y plaguicidas.