Afecta confianza revisar contratos

Advierten que generaría amparos y juicios de nulidad.

FRIDA ANDRADE

Afectaría gravemente la confianza de los actuales y nuevos inversionistas la revisión de contratos de infraestructura, que fueron firmados el sexenio pasado, como los del sector energético, advierten especialistas.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador está anunciando la revisión de contratos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y renegociar los términos de los mismos para evitar condiciones desventajosas al Gobierno.

“Son señales completamente erróneas las que está mandando el Gobierno, en general, a la comunidad internacional, a la comunidad inversionista, son focos rojos que se encienden cada vez que el Gobierno hace un tipo de anuncio de esta naturaleza”, refirió Luis Felipe Aguilar, socio del despacho de abogados Aguilar y Loera.

Los inversionistas que ya están en México podrían replantearse el nivel del riesgo actual al que estarían expuestos, refirió un abogado involucrado en la elaboración de este tipo de contratos.

Algunos de éstos contratos fueron elaborados, en su momento, por la propia Comisión Federal de Electricidad (CFE) y adjudicados bajo un proceso de licitación pública, informó un abogado involucrado en la participación de estos contratos, quien pidió el anonimato.

Los expertos coincidieron en que las revisiones podrían traer incluso complicaciones legales.

Dentro del País, los juicios de nulidad y/o amparos contra el Gobierno federal, serían algunos de los recursos a los que se podría acudir.

A nivel internacional, podría tratarse de un caso de arbitraje de inversión, bajo los tratados comerciales y los Acuerdos para la Promoción y la Protección Recíproca de las Inversiones (APPRIs), suscritos por México, en caso de ser considerada una cuestión arbitraria, debido a que se hizo la inversión según las reglas previas, explicó el abogado que pidió el anonimato. Agregó que el Gobierno puede decidir cancelar algún contrato, pero de ser así, tendría que hacerles pagos a los inversionistas que ya tenían contemplada una ganancia.

De acuerdo con Aguilar, los términos y condiciones pactados, sobre las cuales se hicieron las ofertas y se firmaron los contratos, son obligaciones adquiridas por el Gobierno que no pueden ser modificadas unilateralmente.

En caso de hacer un cambio unilateral, que afecte la vida del proceso del proyecto, podría ser impugnada la decisión del Gobierno, al ser considerado como un acto discriminatorio o arbitrario, agregó Aguilar.

Dante Cisneros, director general del Centro Universitario de Estudios Jurídicos (CUEJ), dijo que una de las cosas que temen los empresarios extranjeros es la idiosincrasia y política mexicana, por la falta de claridad en los procesos de licitación, así que la precisión solicitada por el Presidente dará certeza