Brincan rápido en México del Gobierno a la IP

En México, un ex funcionario público sólo debe esperar un año para poder ocupar un cargo en alguna empresa del sector privado…

REFORMA / STAFF

En México, un ex funcionario público sólo debe esperar un año para poder ocupar un cargo en alguna empresa del sector privado, pero en otros países el tiempo que aguardan puede no tener limite o aguantar hasta a tres años.

De acuerdo a Transparencia Internacional y otros organismos, para prevenir posibles conflicto de intereses, algunos países han establecido un tiempo de “enfriamiento” antes de que los funcionarios públicos que dejan un cargo puedan ocupar posiciones en empresas privadas.

El objetivo, es evitar que información confidencial de gobierno y contactos que generaron en su desempeño público se conviertan en ventajas para la empresa en la que laborarían.

En los casos que tienen un mayor tiempo de “enfriamiento”, Transparencia Internacional señaló que en Francia al menos durante los tres años posteriores al haberse separado del cargo público, los funcionarios no pueden trabajar en industrias a las cuales tuvieron la obligación de regular durante su gestión.

En la Unión Europea, los miembros del Parlamento y Comisión Europea necesitan la autorización del Gobierno para tomar cualquier trabajo privado, luego de dos años de haber servido.

En Estados Unidos, las leyes por conflicto de intereses dependen de cada estado.

Para 26 de ellos se requiere de un año para tomar un puesto en las empresas privadas; en 11 estados se requieren dos años y en 2 estados entre 1 y 12 meses, mientras que el resto no tienen leyes al respecto, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales de EU.

Sin embargo, en AL la regulación es escasa y países como Argentina, Chile, Uruguay y Costa Rica no limitan a sus servidores públicos. Donde existe alguna regulación, como Brasil, el tiempo de espera es de sólo seis meses.