Causa estragos fentanilo mexicano en Arizona

231

Las muertes causadas por el fentanilo se triplicaron en Arizona entre el 2015 y el 2017.

 

REFORMA / STAFF

TUCSON.- Aaron Francisco Chávez se tomó al menos una pastillita azul en una fiesta de Halloween antes de quedarse dormido para siempre.

Pasó a ser otra víctima fatal del fentanilo que es traído de contrabando desde México, un nuevo y lucrativo negocio para las bandas de narcotraficantes que ha hecho que el opioide sintético pase a ser el principal causante de sobredosis letales en Estados Unidos.

Otras tres personas en la fiesta lo consumieron, pero fueron salvadas porque se llamó a la Policía, que les dio naloxona, una medicina que anula los efectos del opioide.

El tratamiento, no obstante, llegó demasiado tarde para Chávez, quien falleció a los 19 años de edad.

Las muertes causadas por el fentanilo se triplicaron en Arizona entre el 2015 y el 2017.

“Es lo peor que he visto en 30 años, los estragos que causa en las familia”, comentó Doug Coleman, agente especial de la oficina antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés) a cargo de Arizona.

“Ni la crisis del crack fue tan grave”.

Las autoridades estadounidenses anunciaron el mes pasado la mayor confiscación de fentanilo en la historia: unos 115 kilos (254 libras) escondidos en un cargamento de pepinos, una cantidad suficiente como para matar a millones de personas.

Tradicionalmente se dijo que el fentanilo que circulaba en Estados Unidos provenía de China, pero en noviembre del 2017 el Ejército mexicano descubrió un precario laboratorio de la droga en un sector aislado del estado de Sinaloa, lo que dio a entender que está siendo sintetizada en el País.