Intentan revivir a Pemex en 2019

282

Refinanciarán vencimientos de deuda por 6.6 mil mdd

 

 

KARLA OMAÑA

A la petrolera más endeudada del mundo, Petróleos Mexicanos, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador pretende ponerle un marcapasos financiero para este año.

Tiene previsto refinanciar en 2019 sus vencimientos de deuda por 6 mil 600 millones de dólares y recibir una inyección de mil 750 millones de dólares para pasivos laborales, además de la reducción de su carga fiscal por 550 millones de dólares, según Pemex y la Secretaría de Hacienda.

La empresa a cargo de Octavio Romero, tiene una deuda financiera por 104 mil 100 millones de dólares y enfrenta fuertes vencimientos de deuda entre 2019 y 2021.

Pese a que el mes pasado, Petróleos Mexicanos sufrió una baja en su calificación crediticia y una catastrófica presentación ante inversionistas de Nueva York, ahora están buscando darle oxígeno a sus moribundas finanzas.

Según un plan presentado a inversionistas y fechado este mes, la nueva deuda presupuestada para este año suma 9 mil 350 millones de dólares y vencimientos por 6 mil 580 millones de dólares.

Por ello, se quedará con un endeudamiento neto de 2 mil 770 millones de dólares, que será el menor por lo menos desde 2014 cuando sumó 15 mil 200 millones de dólares.

Para 2020 y 2021 las amortizaciones que tendrá que realizar por deuda son de 9 mil 600 millones de dólares y 9 mil 300 millones de dólares, respectivamente.

Además, prevé que al menos hasta 2025 los vencimientos de deuda no superen los 9 mil millones de dólares, por lo que se implementará un mecanismo de refinanciación para ir amortizando la deuda en los próximos años.

La petrolera también recibirá una inyección de capital para enfrentar su pasivo laboral.

Los recursos serán por mil 750 millones de dólares en apoyo gubernamental a través de la monetización de los pagarés de los pasivos pensionarios.

La primera inyección de efectivo se recibió el 25 de enero, por un monto de 470 millones de pesos, y la próxima será por 295 millones de dólares el 20 de febrero.

El resto se distribuye en transferencia para marzo, abril y mayo.

Hoy el Gobierno federal anunciará un plan de apoyos para Pemex, pese a que antes de que Fitch bajara la calificación de la empresa el 29 de enero, la Secretaría de Hacienda ya había dado a conocer un programa.

Para Gonzalo Monroy, especialista del sector energético, teniendo en cuenta las débiles finanzas de Pemex, cualquier déficit que presente la petrolera significará una inevitable repercusión para las finanzas del Estado.

“En este esquema que estamos al día de hoy, una baja en las finanzas de Pemex representa un efecto en las finanzas públicas”, aseguró.